En esta página, vamos a ver cómo escribir una carta de renuncia al trabajo por motivos personales. Nos centraremos en las implicaciones emocionales y laborales que pueden aparecer, así como el modo de proceder en cada caso. Enumeraremos las principales causas y motivos que se suelen aludir, sean o no verdaderos. Finalizaremos la página con algunos modelos a modo de ejemplo de cartas de renuncia, para poder copiar o adaptar a sus necesidades particulares.

Las verdaderas causas por las que un trabajador decide abandonar su puesto de trabajo suelen ser bastante variadas. A veces difícilmente explicables, por lo que se utilizan excusas o razones que no impliquen contar la verdad. La mayoría de las veces, las cartas de renuncia no acompañan ningún motivo ni especifican la motivación que existe detrás de ellas.

En otras ocasiones, el trabajador se avergüenza de haber estado negociando una contratación en otra empresa, por lo que intenta esconder sus verdaderos motivos, alegando causas falsas o diferentes, sobre el hecho de cambiarse por un puesto laboral con mejores condiciones. Se intenta dar por finalizada la relación laboral, antes de que el jefe pueda contraatacar con un aumento de sueldo u ofreciendo algún tipo de mejora que nos mantenga en nuestro cargo.

Motivos personales

Dicho esto, podemos afirmar que no existen motivos legítimos que se puedan explicar libremente para renunciar a un puesto de trabajo. Las circunstancias pueden empujarnos a buscar la mejor estrategia, que nos permita romper la relación laboral, pero que deje intacta la relación personal tanto con nuestros compañeros como con nuestros jefes y superiores.

Los 7 principales motivos personales por los que se renuncia:

1 – Un nuevo trabajo: Sin duda alguna, es el principal motivo por el que la mayoría de personas dan por terminado un trabajo anterior. Siempre conviene asegurarse de tener bien atada y bien cubierta la nueva contratación antes de escribir la renuncia.

2 – Por motivos de salud: Tener un familiar enfermo o tener una enfermedad propia que requiera tiempo y tratamiento, es un motivo suficientemente legítimo como para abandonar un puesto de trabajo.

3 – Motivos familiares: Cuando las circunstancias del hogar cambian, ya sea porque tenemos un bebé, o porque los hijos comienzan al colegio, o a cualquier otro problema de programación, puede ser un buen motivo la incompatibilidad con los horarios de empresa.

4 – Por inconformidad: Muy poca gente puede decir que trabaja en algo que le gusta. La mayoría de personas odia su trabajo, y quisieran uno mejor. A veces, llega un momento en la vida, que reflexionamos, y pensamos… ¿Es esto lo que quiero para el resto de mi vida?

5 – La proyección laboral: La motivación a renunciar surge cuando el trabajador alcanza el techo de cristal, es decir, cuando no es posible mejorar ni ascender a una posición mejor.

6 – El sueldo: La mayoría de trabajadores ya conocen el sueldo que recibirán antes de ponerse a trabajar. Pero las circunstancias propias pueden obligarte a buscar opciones más rentables o nuevas oportunidades.

7 – Mal ambiente laboral: Los compañeros de trabajo, los jefes, y en general un entorno de trabajo hostil pueden hacer de su puesto un lugar donde no desea estar. Los conflictos habituales con otras personas pueden arrastrarnos a buscar un nuevo horizonte con mejores perspectivas.

Consejos útiles antes de redactar tu carta:

Habla con tu jefe o superior: Si es posible, trata de hablar con él en persona, y exponer tus verdaderas razones, siempre que no impliquen hacer daño a terceras personas o que impliquen algún conflicto que pueda perjudicarte. Seguramente no obtengas ningún aumento de sueldo, ni ninguna mejora en las condiciones laborales, pero facilitarás las cosas para que la renuncia no le pille por sorpresa. Además, puedes aprovechar para solicitar una carta de recomendación.

Fecha: La carta debe indicar, no tanto la fecha en que se ha escrito, que puede haber sido escrita meses antes, sino la fecha elegida para dar por finalizado el trabajo. Tenga en cuenta, según la legislación de su país, que en ocasiones se exige avisar a la empresa con una anticipación de 30 días.

Explicar los motivos de manera breve y sencilla: No es necesario entrar en detalles. Es por ello, que se recomienda utilizar frases tan socorridas como las siguientes:
“Debido a un problema familiar que requiere de mi presencia, no tengo más remedio que presentar mi renuncia…”
“Renuncio a mi cargo por motivos personales…”

Ofrécete para ayudar al nuevo candidato: Ante una carta de renuncia, el empresario comienza a imaginar los procesos de contratación y formación de nuevas personas. Si eres capaz de solucionar alguno de los problemas que tú mismo has creado, serás mirado con mejores ojos.

Lenguaje y contexto formales: Cuida la imagen de la carta utilizando un lenguaje formal y una estructura típica de las cartas formales. Utiliza elementos tales como el membrete, fecha, encabezado, cuerpo, despedida y firma.

Revisa y lee de nuevo: Una vez finalizada la carta, conviene leerla de nuevo por si hubiera algo que estuviera mal. En ocasiones, es mejor que otra persona la lea también, y no diga su opinión. A veces, podemos llegar a escribir faltas de ortografía que pueden pasar desapercibidas incluso en segundas y terceras lecturas.

Para más información, recomendamos visitar los siguientes enlaces:

La carta de renuncia

Según sea el país en el que se escribe la carta, necesitamos conocer la ley, si estipula o no ciertos días de preaviso como antelación que proteja al empresario. Recomendamos consultar los siguientes enlaces en función de las leyes que correspondan ara cada uno.

Renuncia en Perú

Renuncia en Colombia

Renuncia en Chile

Renuncia en Venezuela

Ejemplos de renuncia

Carta de renuncia por motivos de salud:

 Miguel Angel Perez Ortiz

Nº 883443-p

Encargado de Obras y facturas

En Buenos Aires, a 1 febrero de 2018

 

Anubis Consulting S.A.

Calle de los reyes católicos nº 56 piso 12

Estimados señores:

Mediante la presente carta, deseo informarles sobre mi decisión de renunciar a mi puesto de trabajo por motivos de salud. Los doctores me han recomendado reposo absoluto, un ambiente rodeado de naturaleza, y un estilo de vida rural muy lejano al que me espera cada día en la oficina.

Es por ello, que deseo dar por finalizada nuestra relación laboral, el próximo día 1 de marzo de 2018, atendiendo a los 30 días de anticipación que marca la ley. Durante este mes, quedo a disposición de la empresa, para cualquier consulta o ayuda que necesiten a la hora de contratar a la persona que tenga que sustituirme. Me ofrezco incluso a instruir y adiestrar al nuevo candidato en sus primeras semanas.

Me despido, no sin antes agradecerles la oportunidad que me han dado por dejarme trabajar en esta empresa, que durante todos estos años, ha sido como una segunda casa para mi. Espero veros pronto en mejores circunstancias.

Sinceramente:

(Firma)

Miguel Angel Perez Ortiz

Carta de renuncia por motivos familiares:

 Miguel Angel Perez Ortiz

Nº 883443-p

Encargado de Obras y facturas

En Bogotá, a 1 febrero de 2018

 

Anubis Consulting S.A.

Calle de los reyes católicos nº 56 piso 12

A la atención del Sr. Director

Lamento informarle, que el lunes de la próxima semana, día 5 de febrero de 2018, daré por concluida mi relación laboral en su empresa, y presentaré mi carta de renuncia irrevocable por motivos familiares.

Entiendo que según el artículo 82 de la ley orgánica del Trabajo debo avisar de mi marcha con 30 días de anticipación, pero las causas son tan graves, que solicito la exoneración, para poder incorporarme en cuanto antes a resolver mis asuntos.

Me despido, no sin antes agradecerle la oportunidad que me han dado por dejarme trabajar en esta empresa y quedo a la espera de recibir la liquidación correspondiente.

Le saluda atentamente:

(Firma)

Miguel Angel Perez Ortiz

Conozca también las mejores excusas que utiliza la gente para faltar al trabajo. En el siguiente artículo de la BBC.

Carta de renuncia de trabajo por motivos personales
3.7 (73.33%) 3 votes