Cartas de amor para mi novio

Las palabras orientadas hacia las relaciones sentimentales son herramientas poderosas, que puedes utilizar tanto para declarar tu amor por alguien como para reafirmarlo con tu novio. Aunque el problema surge cuando nos plantamos frente a la hoja en blanco, y las ideas no parecen fluir tan fácilmente como nos gustaría.

Una carta de amor bien escrita puede hacer llorar a tu novio, pero lágrimas de alegría, no de tristeza. Puede hacer que se estreche aún más vuestros vínculos, que crezca la confianza el uno en el otro, y que quede un bonito recuerdo para el resto de vuestras vidas. Seguramente, a lo largo de vuestra historia de amor, una buena carta puede ser leída una y otra vez.

Personalmente, no creemos que haya que esperar a un cumpleaños, a un aniversario o a una situación especial para ponerse a escribir. De hecho, se consigue una mayor carga emocional y unos mejores resultados cuando la carta no es esperada. De alguna manera, los días señalados no tienen el mismo efecto. En el amor y en la guerra, el efecto sorpresa siempre tiene una ventaja táctica para el que ataca primero. Veamos a continuación algunos consejos sobre cómo se debe redactar una carta de amor, que sea creativa, más o menos larga, y que destaque con una fuerte carga emotiva.

Cartas de amor para mi novio

Cartas de amor creativas y  originales:

Antes de entrar en materia, conviene tener en cuenta algunos factores importantes a la hora de expresarse y de buscar plasmar los sentimientos sobre la hoja de papel en blanco. De esta manera conseguiremos que nuestras cartas sean más creativas y originales, sin importar tanto la extensión, ya sean cortas o largas.

1 – Personalizada

Aunque escribas la carta más hermosa del mundo, si la persona que la lee no tiene la sensación de que está escrita para ella, podría perder su valor. Ante la más mínima sospecha de que la carta es copiada, o que sirve como estándar para cualquier otro chico, el valor disminuye hasta echarse totalmente por tierra.

El contenido que aparezca sobre la carta, no solo tiene que estar bien escrito, además, se requiere que tenga concordancia con la personalidad de tu novio. Que cuando lea nuestras palabras sepa que son sinceras y dedicadas. Que piense “Habla de mí”.

Así que, por mucho que utilicemos una guía, y vayamos colocando todos los elementos que son necesarios para escribir una buena carta de amor, si nos falta la personalización, no habrá servido para nada. Las frases, pueden ser copiadas, pero no literales, con ligeras adaptaciones y siempre guardando un espacio para los distintos toques personalizados. Nosotros te damos el esqueleto, pero te corresponde a ti llenar el resto de la carta, dejando que sea tu corazón quien tome la iniciativa.

2 – Factor sorpresa

Ya lo hemos dicho antes. Si de verdad quieres marcar la diferencia, y tener un detalle original con tu novio, debes hacerlo cuando no se lo espere. Se sabe por diferentes estudios realizados, que la mayor carga sentimental que aporta una carta, alcanza su máximo poder cuando no es esperada. Debes alejarte lo que puedas de aquellos días especiales, tales como navidad, San Valentín, su cumpleaños, su santo, el día de vuestro aniversario.

Sorpresas por amor

Lo positivo de elegir un momento neutro, es que de esta manera, no malgastamos esos días, para continuar añadiendo leña al fuego. Aportamos nuestra parte de pasión, dejamos lejos el aburrimiento y lo cotidiano, y además, posteriormente vienen los verdaderos días en los que se celebran los actos sentimentales.

Para aumentar aún más tus probabilidades de éxito, los expertos recomiendan no desvelar la sorpresa de golpe. Puedes esconder la carta, pero se recomienda que se juegue previamente con pistas, con información sesgada, aumentando la intriga, y fomentando el misterio para que el resultado sea lo más especial posible.

3 – Variedad

No sería adecuado utilizar la carta para expresar una única finalidad, como por ejemplo su belleza externa. Se debe aprovechar también para tratar diversos temas o aspectos, tanto físicos, como de la persona. Podemos describir aquello que nos gusta físicamente, pero también comentar su forma de ser, de hablar, de cómo actúa junto a nosotros.

Se valora que la carta trate una multitud de elementos y no se centre en uno en concreto

4 – Cualquier estilo

No existe una única forma de escribir una buena carta de amor. Cada persona puede hacerlo utilizando el estilo que más se adecue a sus necesidades. Puede ser una carta escrita en prosa, puede ser un poema, puede ser un ensayo, una reflexión escrita en primera persona, o incluso un cuento infantil. Ningún formato va a destacar sobre los demás. La única regla que se debe aplicar, sea cual sea el formato, es que esté escrito desde el corazón, de manera sincera y con verdaderos sentimientos.

A veces, cuando se decide a escribir un poema, se buscan palabras que rimen, que queden bien, y se desvirtúa el sentido final del texto. Vale más la pena una prosa asonante escrita con el corazón en la mano, que un bello poema poco personalizado.

 5 – Cualquier formato

Muchos expertos aseguran que la mejor manera de escribir una carta de amor es a mano, con letra manuscrita, de modo que se pueda expresar mejor la esencia de la persona. Aunque últimamente, una nueva corriente de estudios al respecto, determina que en algunos casos, sobre todo cuando se tiene una mala letra, tampoco puede desecharse el hecho de escribir de manera mecanografiada, ya sea por ordenador, máquina de escribir, o por medio de un correo electrónico.

A la hora de proteger el documento, hay quien sostiene que el formato digital es más seguro. Que una carta física escrita en papel puede ser quemada, destruida, mojada, o se la puede comer el perro, pero en cambio, un documento escrito en texto digital, puede ser guardado en la nube, en el correo electrónico, en un disco duro, en un pendrive…

 Lista de ideas

La parte más importante de una carta de amor son las ideas a expresar. Lo primero que necesitamos es contenido de alta calidad. Debemos recopilar el máximo de ideas, sentimientos y frases adecuadas, para luego, poder ordenar, combinar y usar como mejor parezca.

Algunas ideas pueden centrarse en ti, otras ideas pueden girar en torno a tu novio, o sobre los dos, o sobre momentos juntos… Lo importante es tomar una hoja de papel a sucio, y comenzar a apuntar todo lo que se nos ocurra. Ya habrá tiempo después para ver cuáles ideas desechamos y cuáles incluimos en nuestra carta.

Lista de sentimientos

1 – Razones de porqué escribes

Una muy buena manera de comenzar las cartas de amor es explicando las razones que te han movido para escribirla. Puede tratarse de una breve frase introductoria, o si tiene sentido, y verdaderamente sale del alma, puede convertirse en la columna vertebral de todo el documento. No existe una regla fija.

Por ejemplo, podría iniciarse una carta de esta manera:

Hace mucho tiempo que quiero hablar contigo y nunca me atrevo a hacerlo en persona, es por eso que he decidido hacerlo por escrito…

Me siento tan agradecido de tenerte en mi vida, que cada día es un regalo. Lo menos que podía hacer es expresarlo por medio de esta carta, para que conozcas mis sentimientos de primera mano…

2 – En qué ha mejorado tu vida

Podemos continuar la carta con aquellas ideas que plasmen en qué ha mejorado nuestra vida desde que estamos con esta persona. Para ello es importante tomarnos el tiempo que sea necesario para reflexionar sobre este aspecto.

Busquemos las respuestas a la pregunta ¿Qué aporta esta persona a mi vida? Y seguramente comiencen a aflorar innumerables ideas que después plasmaremos sobre el papel. ¿Cómo ha cambiado nuestra vida desde el punto de vista material? ¿Desde el punto de vista espiritual? ¿Sexual?… Puedes anotar todas las ideas que acudan a tu mente, y escribirlas en un papel a sucio. Luego, podrás elegir aquellas frases o pensamientos con los que te sientas más identificado o que pienses que pueden causar una mejor sensación.

Por ejemplo, algunas frases elegidas podrían sonar de la siguiente manera:

Me gusta despertar contigo cada mañana. Comienzo el día de manera más feliz, me cuesta menos comer saludable, sonreír a los clientes, y disfruto de las pequeñas cosas…

Mi vida era triste y solitaria hasta que te conocí. Ahora tengo una buena razón para levantarme cada mañana y dar gracias  a Dios por estar vivo, y por compartir el tiempo a tu lado.

 3 – Técnica Tritemporal:

Tres tiempos para obtener ideas

Se basa en recopilar una buena cantidad de ideas y de pensamientos relacionados con vosotros dos, a la vez que se rescatan distintos recuerdos, cargados emocionalmente, que seguro que tenéis en común, y que sin duda, constituyen una buena manera de remover el espíritu y aflorar los sentimientos.

Simplemente se basa en acudir mentalmente a los siguientes tres espacios temporales:

1 – El pasado: Escribe una lista con todos tus recuerdos favoritos que compartes con esta persona. La primera vez que os conocisteis, las primeras citas, aventuras en común, viajes…

Elige aquellos que tengan un mayor significado para los dos y que creas que pueden llegar a gustarle más y desecha el resto.

Por ejemplo:

Recuerdas aquel amanecer en París, que belleza de imagen tengo guardada en el cristalino. El sol, y tu mirada al mismo tiempo.

2 – El presente: Aquí es necesario enfocarse en el momento actual. Puedes anotar aquellas ideas que expresen tu forma de sentir en el momento presente. Si eres más feliz que antes, cómo han evolucionado tus sentimientos. Cómo ha madurado la relación.

3 – El futuro: Ahora toca enumerar un listado con las diferentes ideas sobre el futuro en común. ¿Qué te gustaría que os pasara? ¿Queréis casaros? ¿Formar una familia? ¿comprar una casa en el campo? ¿Mudaros a otro país?

Esta técnica, permite enfocarse en los tres espacios temporales, recopilando un gran número de ideas. Además, permite que aparezcan de manera ordenada, por lo que facilita su correcto traslado a la carta.

4 – Aspectos positivos

Otra manera de seguir desarrollando la lluvia de ideas, es pensar en aquellos aspectos positivos de tu novio. ¿Qué es lo que más te gusta de tu novio? Puedes hacer un listado con aquellos aspectos que destaquen, tanto en el plano físico como en el plano espiritual.

Por ejemplo:

Me gusta tu pelo, tus manos, como se empequeñece tu pupila al amanecer, tu sonrisa…

Me encanta que siempre estas sonriendo. Que te tomas la vida de una manera muy positiva. Que siempre ves el lado bueno de las cosas y que nunca te enfadas por nada…

No es necesario que se trate de cualidades positivas que sirvan para todo el mundo, o que se consideren positivas para el resto de la gente. Únicamente, basta con que sean cualidades que destaquen para nosotros, que destaquen por la forma que nosotros las vemos.

Por ejemplo:

Me encanta cuando comes los guisantes con la mano, ver cómo los tomas uno a uno con los dedos… O cuando haces café molido, que siempre te pones un grano en la nariz, y luego buscas mi mirada de complicidad, riendo sólo como tú sabes…

Características propias del género masculino:

Podemos cometer el error de considerar que los hombres piensan o se comportan de manera similar a las mujeres, y equivocarnos a la hora expresar nuestras ideas.

El hombre siempre utiliza la primera fase de cortejo de la relación para canalizar su impulso sexual. No olvidemos que la mujer utiliza todas las armas posibles para captar su atención, por lo que es lógico que en un principio sólo exista un deseo carnal.

Ver cartas de amor para tu novia

Una vez realizada la conquista, el hombre cambia de actitud, y se relaja disminuyendo su atención y su interés. Cuando la pareja está asentada, la mujer se convierte en su compañera de viaje, con la que estar de manera cómoda y sin tensiones. No es necesario controlar la evolución de la relación, porque el hombre ha finalizado la conquista.

A la hora de redactar una carta pensando que va dirigida a un novio, debemos tener en cuenta algunas características, propias del género masculino.

Físicos: Los hombres, por lo general son más físicos que las mujeres. Le dan mucho más importancia a los aspectos físicos, al cuerpo y a las relaciones sensitivas, que a los propios sentimientos, aunque esto no quiera decir que todos sean fríos como las piedras.

Impulsivos: También, por regla general, resultan ser más impulsivos que las chicas. Quizás se deba a su alta concentración de la hormona testosterona, que les hace ser más rápido y querer avanzar mucho antes en la relación. Aunque cuando se comprometen, lo hacen de verdad.

Divertidos: Los hombres tienden a divertirse y a valorar más los ratos con los amigos que con sus parejas. Si bien, es cierto que también les gusta hacer reír a sus parejas, prefieren los momentos íntimos para descansar y sentirse cómodo.

Cerrados: Al principio de la relación, los hombres tienden a ser más cerrados que las mujeres. A menudo necesitan estar muy seguros para ir dando pasos adelante.

Intereses propios: Les gusta tener sus propios intereses, sus hobbies, y respetan que sus parejas también los tengan. No les importa que no les acompañemos al futbol, por lo que es conveniente evitar el error de seguirles a todas partes o hacerse fan de todos sus gustos.

Discusiones simples: Los hombres a veces se pelean o sacan la conversación fuera de tono para poder expresarse mejor, pero eso no significa que sus sentimientos hayan cambiado. En ocasiones, las mujeres piensan que la relación ha dado un paso atrás, pero en realidad, solo ha sido un intercambio brusco de ideas. Si no se le da importancia, se les olvida rápido.

Llevan peor la separación: Siempre suele ser más doloroso para ellos que para ellas. Quizás sea porque las chicas tienden a refugiarse en sus amigas o confidentes, mientras que ellos, no suelen desahogarse contándoselo a nadie, porque parece un tema tabú entre machos, y se lo acaban tragando ellos solos.

Ver cartas de amor para mi esposo

Frases para inspirarse:

1 – Cuando estoy en la cocina y hago galletas en el horno pienso en ti. El olor llena toda la casa y me hace sentir feliz, como cuando estas junto a mí.

2 – Cuando te veo conectado, tengo que morderme la mano para no escribirte un mensaje. Luego, desapareces, y me arrepiento de no haberlo hecho.

3 – Cuando no te conocía eras una brillante estrella. Ahora eres mi sol, y calientas cada día mi corazón.

4 – Si mis padres me castigan o el maestro me chilla, aún puede convertirse en un buen día, si me sonríes.

5 – Un solo mensaje tuyo, es suficiente para convertir un día triste y vació en un día alegre y vibrante.

6 – Basta el roce de tus dedos para agitar mi corazón. Robas mis latidos si me miras con amor.

7 – La forma en que me miras es tan misteriosa que no me atrevo a investigar. No sea que la magia desaparezca.

8 – En los instantes en que estamos juntos, me siento tan feliz, que no necesito nada más. El resto es egoísmo.

9 – Leo tus mensajes mil veces. Pienso en ti a cada instante. Solo quiero concentrarme en ese momento en que podamos volver a vernos.

10 – Puedes contestarme miles de preguntas, pero solo tengo miedo a que me respondas a una que no. ¿Me quieres?

11 – Apenas me rozaste la mano y quedé sin sentido durante una semana. ¿Cómo será si me besaras?

12 – Tú puedes convertir uno de mis sueños en realidad. Solo tienes que decirme que quieres volver a estar conmigo.

13 – Tus ojos me han cautivado. La forma en que te mueves, tu sonrisa, tu voz… me has enamorado.

14 – Dicen que cuando te enamoras sientes mariposas en el estómago. Solo con mirarte, el mío da saltos mortales.

15 – Aunque no puedas oírme, suelo decir en voz muy baja que te quiero, que te amo que me gustas.

16 – Cada noche antes de dormir pido al cielo me conceda pasar el resto de mi vida a tu lado.

17 – Llámame egoísta por querer algo más. Pero cuando lo has tenido todo, es muy duro renunciar.

18 – Cuando hablamos por la mañana, me cargo de energía para poder pasar el resto del día feliz y con una sonrisa.

19 – Tu sonrisa es capaz de iluminar los rincones más oscuros de todo el universo.

20 – Como me gustaría poder entrar dentro de tu cabeza y leer tus pensamientos.

21 – Si robar el corazón fuera un delito, tú tendrías cadena perpetua.

22 – Si te digo lo que siento, temo perder lo que tenemos para siempre.

23 – Te amo por las cosas que haces por mí, Te amo por lo que significo para ti.

24 – Te amo y solo quiero decirte lo profundo que es mi amor por ti, aunque hay momentos en que me cuesta expresar mis sentimientos.

25 – A partir de hoy, prometo cuidar de ti hasta el fin de mis días.

26 – Eres como el aire, si no te tengo me muero.

27 – Una sola sonrisa aquel día, fue suficiente para que yo sonría el resto de mi vida.

28 – Cada vez que te veo sonreír, robas un latido de mi corazón.

29 – Basta una sonrisa tuya para elevarme a los cielos. Escuchar tu risa me hace sentir en el paraíso.

30 – Si pudieras verte como yo te veo, no podrías evitar enamorarte.

31 – Justo en el momento en que te conocí, supe que estaría a tu lado por el resto de mi vida.

32 – La primera vez que nos vimos, mi corazón me dijo que eras tú, la persona que tanto buscaba. Es cierto, le contesté yo.

33 – Siempre he tenido vértigo a las alturas, hasta que te conocí. Ahora vivo en el cielo.

34 – A veces me pregunto cómo hubiera sido de triste la vida si no te hubiera conocido nunca.

35 – Soñé que dormía, soñé que soñaba. Fueron tus besos y yo despertaba.

36 – Llevo toda la vida esperándote. ¿Dónde has estado todo este tiempo? Ya no nos separaremos jamás.

37 – Mucho tiempo antes de conocerte, yo ya soñaba contigo. Mucho antes de que naciéramos, nuestras almas ya se conocían. Hoy estamos juntos. Hoy estamos en casa.

38 – Me encanta la forma en que me miras, en que me acaricias, en que estas pendiente de mí. Me haces sentir muy especial.

39 – Doy gracias al destino por ponerte en mi camino. Te amo con locura.

40 – No habrá un amanecer más hermoso que el que paso a tu lado.

41 – Cada latido de mi corazón me recuerda que mi vida ya no es mía, y que mi amor te pertenece.

42 – Todo lo que tengo es para ti. Mi dinero, mi fortuna, mí tiempo. De nada me sirven si no estoy junto a ti.

43 – Toma mi corazón, es para ti. Cuídalo tu porque desde que te conozco, temo perderlo.

44 – Hace tiempo que decidí creer en ti, aceptarte tal como eres, y apostar por nosotros. Hoy sigo pensando lo mismo.

45 – Eres la mejor persona que jamás podría soñar en encontrar. Nunca te dejaré marchar de mi lado.

46 – Nuestro amor es tan grande que nadie se atreverá nunca a separarnos.

47 – El vínculo que nos une es tan fuerte que nadie puede romperlo. Nadie puede romper un vínculo de amor verdadero.

48 – Aunque te conozco de hace poco, creo que nuestras almas ya se conocían de siempre. Nuestros destinos estaban conectados.

49 – Aquel momento en que besaste mis labios, fue el principio de esta hermosa locura, que no acabara jamás.

50 – Me alegro de haber escuchado a mi corazón cuando aquel día, me dijo que tú eras la persona indicada para mí.

Ejemplos de cartas de amor para tu novio

Hemos tenido la tentación de colocar nuestras propias cartas de amor como ejemplo. Pero tras leerlas detenidamente, nos hemos dado cuenta de que están demasiado personalizadas. No se podrían leer y entender su carga emotiva sin conocer a la persona a la que van dirigidas.

Una buena carta de amor no puede ser copiada ni adaptada de manera simple. No puede la misma carta ser válida para dos personas diferentes al mismo tiempo. Pero sí que podríamos encontrar una estructura en común, que haya servido para elaborarlas, y que también sirva para confeccionar tu propia carta.

Esperamos que los siguientes ejemplos te sirvan al menos de inspiración:

Carta larga de amor a mi novio Juan:

27 de febrero de 2018

Mi querido Juan:

En los últimos meses, como bien sabes, he tenido muchos problemas de todo tipo, y tú siempre has estado a mi lado. Quiero agradecerte tu cariño y haber estado siempre apoyándome en cada momento, con una sonrisa y con la mejor de las actitudes. Es por ello, que hoy te escribo esta carta, para decirte lo mucho que te quiero, lo mucho que me importa y lo mucho que significas para mí.

Ni en el mejor de mis sueños podría haber imaginado la suerte que tuve al conocerte. Aún recuerdo aquella cafetería, en la que tu trabajabas, y en la que por casualidad entré a desayunar. Gracias a aquel desayuno, hoy soy la mujer más afortunada del mundo, porque te tengo a ti.

Desde entonces no ha pasado de todo, cosas buenas y cosas malas, pero tú consigues que las malas desaparezcan, que las olvide, que solo tenga recuerdos para las buenas.

Me siento muy agradecida de poder despertar a tu lado cada mañana y de poder darte un beso de buenas noches cuando acaba el día. Si todo va bien con la empresa, estoy convencida de que podremos mudarnos al campo y vivir en la casa que siempre soñamos. Con su jardín, su piscina, y los dos perritos que nos ladren.

Me encanta cómo eres conmigo, pero también valoro cómo te comportas con mi familia. Ningún otra persona se había comportado antes así. Es por eso que hoy te amo mucho más que ayer, y deseo pasar el resto de mi vida contigo.

Casémonos!

Un beso amor mío

Juanita

Carta corta de reconciliación a novio ausente

28 de febrero de 2018

Mi querido Pascual:

He tenido que hacer muchos esfuerzos para no contestarte, pero se ve que mi cariño puede más que todo lo malo que nos ha pasado, y me obliga a hacerte caso de nuevo y volver a creer en la sinceridad de tu arrepentimiento.

Si supieras con cuánta alegría leo y releo tus cartas, escribirías mucho más.
Ya veo que lo pasas muy bien con tus padres, y me hago cargo, por tus descripciones, de las maravillas que visitáis.

Aquí en casa todo sigue como siempre. El perro y yo te echamos mucho de menos.Cuando estoy en la cocina y hago galletas en el horno pienso en ti. El olor llena toda la casa y me hace sentir feliz, como cuando estabas junto a mí.

Vuelve pronto, te esperamos.

Siempre tuya
Raquel

 Carta al novio por el segundo aniversario

28 de febrero de 2018

Querido Manuel:

Han pasado ya dos años desde aquella noche en que me dijiste que me amabas y me pediste que fuéramos novios. Desde entonces has cambiado mi vida y has traído tanta alegría a mi hogar que ya no puedo vivir sin ti.

Cuando hoy te miro, me doy cuenta de que eres la persona adecuada para compartir mi vida y compartir los altibajos de este largo camino que es la vida. Sé que puedo contar contigo para todo lo que me suceda, y que siempre estás ahí ayudándome en cada problema que me surge.

Soy la mujer más afortunada del planeta porque te tengo a ti, y doy gracias a Dios por poder abrazarte cada noche.

Te he escrito esta carta porque quiero que sepas que te amo con todo mi corazón, y te amo más que lo que mis palabras pueden expresar.

Te adoro novio mío.

Carta para un novio que viaja mucho

28 de febrero de 2018

Mi querido Juan:

Resulta muy duro vivir separados. Nunca imaginé que fuera tan difícil estar lejos de ti. La casa es más grande y fría desde que te marchaste. Acabo de cenar yo aquí solita en la mesa de la cocina, y no he podido evitar ponerme a llorar. Te quiero mucho.

Te amo con todo mi corazón. Valoro muchísimo cada momento que pasamos juntos, pero aún más aprecio esos instantes en tu ausencia. Esta noche, al escribirte esta carta, me siento como si estuvieras aquí conmigo. Cómo si te estuviera hablando a ti directamente. Siento tu calor cuando me abrazas en el sofá, y nos quedamos dormidos viendo una aburrida película de acción.

Te extraño mucho, amor mío.

Vuelve pronto

Tu alma gemela

 

Cartas de amor para mi novio
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario