Carta de opinión

La carta de opinión es aquel tipo de correspondencia que se envía a una publicación escrita, generalmente un diario o una revista especializada, semanal o mensual, y que van dirigidas al “director”, no con la intención de que sean leídas por él, sino con el objetivo de que sean publicadas en las secciones que los propios medios disponen para ello.

Mediante la carta de opinión, el lector puede expresar su propio parecer sobre cualquier tema de interés público, convirtiéndose de esta forma en una oportunidad para cualquier persona que tenga algo que decir, independientemente de su cargo o formación académica, y para poder expresar su opinión respecto a un tema deseado.

Las cartas de opinión

De acuerdo con la intención buscada, podemos encontrar diferentes tipos de cartas de opinión:

  • Protesta por alguna situación específica.
  • Expresar enojo o manifestar una reclamación.
  • Hacer alabanzas sobre el trabajo de terceras personas, entidades o sucesos ocurridos.
  • Defensa de determinados hechos, situaciones o actuaciones de interés público.
  • Denunciar cualquier situación agravante.
  • Apoyar algo publicamente
  • Corregir alguna información errónea.
  • Hacer una sugerencia.
  • Agradecer sobre algún asunto.
  • Persuadir e influenciar la opinión pública.

¿Cómo hacer la carta de opinión?

1 – Tema de la carta:

En primer lugar, debes decidir el tema de la carta de opinión. Lo más habitual es escribir sobre un artículo publicado en el mismo medio de difusión, pero no es algo imprescindible. Este tipo de cartas están abiertas a cualquier tipo de tema, siempre que tenga un interés público y afecte a un sector de la sociedad.

Si el tema o la problemática es de carácter regional, entonces quizás sería mejor idea buscar un medio de comunicación más pequeño que se centre en la zona para escribir la carta. Cuanto más pequeño sea el diario o la revista, mayores probabilidades tenemos de que nuestra carta sea publicada.

Asegúrate de que la carta este relacionada con un artículo o una noticia actual. Que se mantenga fresca tanto para los lectores como para los editores. Si fuese un tema demasiado antiguo, aunque la carta fuera de buena calidad, se corre el riesgo de no ser publicada.

2 – Lee otras cartas publicadas

Basta con leer unas pocas cartas publicadas para hacernos una idea más concreta de lo que los editores necesitan. Podemos hacernos una idea de la longitud requerida, así como del tono, el lenguaje, el tinte político y los diferentes temas de actualidad.

Además, conviene leer las últimas cartas para no repetir contenidos. Puede ser que queramos mostrar una opinión que ya ha sido recogida en otras cartas, o que utilicemos argumentos que ya estuvieran presentes en cartas similares. De esta forma nos aseguramos que nuestra carta sea única, nueva, fresca y con contenido de interés.

Consulta también si existen reglas o pautas a la hora de envíar los documentos. Muchos medios suelen especificar cómo las quieren en el mismo apartado en el que se publican. Busque esta información, investigue si tiene página web, e incluso contacte por teléfono si fuera necesario.

En algunos casos se solicitan a través del correo ordinario, en otros casos a través del correo electrónico, e incluso a través de un formulario habilitado para dicha función. De igual manera, explicarán el formato requerido, si es en Word, en Pdf, a doble espacio, la cantidad de palabras, con un tamaño de letra específico…etc.

Carta de opinión sobre una perrera.

En este ejemplo, vemos una carta de opinión dirigida a un diario ficticio, en el que se comienza agradeciendo la labor de la asociación, y se finaliza mediante una protesta sobre las instalaciones de la misma.

Características de una carta de opinión.

1 – Ser original.

No digas lo mismo que dicen el resto de cartas. trata de ser original opinando de manera distinta. A veces, los editores prefieren publicar opiniones diferentes para que puedan leerse diferentes puntos de vista.
Busca la manera de girar el problema y plantearlo desde una nueva prespectiva.
No es necesario ir contracorriente o negar las evidencias, pero a veces, girar la noticia con provocación puede ser la clave para que tu carta de opinión sea publicada.

2 – Tamaño adecuado.

Cada medio de comunicación tiene sus propias políticas en cuanto a la longitud de las cartas de opinión. Trata de buscar si existen reglas establecidas en cuanto al tamaño, o mira otras cartas ya publicadas para tener una visión más o menos de la cantidad de palabras solicitadas.

Lo habitual suele ser de 200 a 300 palabras, que viene a ser unos 5 párrafos normales.

Se recomienda ser concreto y conciso. No andarse por ramas y explicar de manera directa las opiniones.

3 – Lenguaje formal.

Al igual que ocurre con el resto de cartas formales, la carta de opinión se establece entre el lector y el director del medio. Supuestamente no se conocen, por lo que se debe mantener un cierto tono de respeto y un lenguaje cordial y educado.
A pesar de tratar temas que puedan ser sensibles, que afecten directamente al lector, resulta adecuado no enojarse ni utilizar palabras fuera de tono. Para lograr la publicación, es imprescindible utilizar un lenguaje educado sin faltas de respeto, no se recomiendan acusaciones sin disponer de las pruebas pertinentes. No insultes a los lectores, ni a los redactores, ni a ningún personaje relacionado con tu carta.

4 – No abusar de los tecnicismos.

En ocasiones, el lector que escribe la carta de opinión tiene suficiente experiencia como para conocer el tema a tratar, y en función de cada uno, es posible que utilice palabras conocidas dentro de su gremio, pero que son desconocidas para la mayoría de los lectores. Por ello, la recomendación es que no se deben abusar de los tecnicismos. Intenta utilizar un lenguaje llano para que alcance al entendiemiento de la myoría de los lectores.
Cuida el uso de las abreviaturas, exlicando cada letra o cada término si fuera necesario.

5 – Revisión y lectura.

Una vez terminada la carta, conviene volver a leer y revisar si existen errores o fallos gramaticales. A continuación, vamos a ver una lista con algunos detalles que conviene verificar si se cumplen o no:

– Verifica que los signos de puntuación sean correctos y naturales.

– Verifica si el objetivo principal de la carta se ha conseguido, o la idea ha quedado difuminada. entrégale la carta a otra persona para que la lea y te dé su opinión.

– Verifica si la información se desarrolla de manera coherente o las ideas surgen de la nada de manera espontanea.

– Verifica que la información plasmada es verdadera o que se asume como tal por la mayoría de personas. Incurrir en datos falsos podría causar problemas.

– Verifica que el lenguaje es formal, educado y con las normas de cortesía adecuadas para este tipo de cartas.
– Verifica que no utilizas palabras demasiado tecnicas o que la carta contiene una jerga específica dificil de entender. Las siglas o abreviaturas, deben al menos explicarse la primera vez que se escribe.

– Verifica que no existe redundancia o repetición de términos sin justificación aparente. Este error, suele cometerse de manera muy habitual.

– Verifica que cada parte de la carta cumple su función, de acuerdo con las explicaciones de Las partes de la carta de opinión

Carta de opinión
5 (100%) 1 vote

Un comentario

  1. alcides huatay diaz abril 11, 2018

Dejar un comentario