En esta página vamos a ver cómo se redactan correctamente las cartas de San Valentín. Comenzaremos por desvelar las razones que se esconden detrás de este día, el 14 de febrero. ¿Quién fue en realidad San Valentín? y porqué se celebra este día como día mundial de los enamorados.

También veremos las partes en qué se divide una carta de amor de San Valentín, así como los pasos que deben darse para su correcta redacción. Las características principales que debe cumplir este tipo de correspondencia, algunos aspectos a tener en cuenta. Y finalizaremos la página con varios ejemplos de cartas auténticas que sirvan como inspiración, para que otras personas puedan escribir su propia carta.

 

 Cartas de San ValentínUn poco de historia

Llega mediados de febrero, y a pesar de ser un día laboral, hay una bonita y agradable sensación en el ambiente. No se sabe muy bien porqué, pero la gente está feliz, sonriente, y más agradable de lo normal. Sólo hay dos fuerzas que mueven el universo, el amor y el odio. Y este día se celebra el día mundial del amor, el día de los enamorados, el día de San Valentín.

Generalmente, se intercambian regalos con las personas que se aman, caramelos, bombones… y en todas las oficinas, siempre hay alguna chica que luce orgullosa un ramo de rosas rojas, en señal de amor. Pero, ¿De dónde viene esta tradición? ¿Por qué se celebra el día de San Valentín el 14 de febrero?

Según la historia, y de acuerdo con la tradición católica, se conoce el nombre de tres santos cristianos llamados Valentín. El primero fue un sacerdote romano, el segundo un obispo de Terni, en la región de Umbría en Italia. Y del tercer Valentín, apenas se sabe nada, excepto que encontró su muerte en África, seguramente ayudando a los más desfavorecidos. Curiosamente, la tradición afirma que los tres personajes fueron ejecutados y martirizados el mismo día, el 14 de febrero.

Probablemente, la asociación con el amor, se la debemos al sacerdote romano, que vivió en el siglo III. Por entonces bajo la regencia del emperador Claudio II, el cual consideraba que los hombres sin familia y sin esposa, luchaban mejor en la batalla y se comportaban como mejores soldados, ya que no tenían nada que perder. Por ello, el emperador prohibió el matrimonio para todos los jóvenes en edad de casamiento. El sacerdote Valentín, viendo la injusticia de tales leyes, se dedicó a casar en secreto y a celebrar matrimonios clandestinos para los jóvenes guerreros. Cuando el emperador Claudio II lo descubre, no tiene más remedio que encarcelarlo y condenarlo a muerte entre terribles sufrimientos.

Dos siglos después, cuando el imperio romano adopta el cristianismo, sustituye sus fiestas paganas por celebraciones santas, dedicadas a cada día del calendario, siempre en honor a un mártir. Se elige el 14 de febrero en honor del sacerdote mártir, sustituyendo antiguos rituales paganos de fertilidad.

Sus restos mortales supuestamente descansan en la iglesia de San Antón de Madrid.

San valentín Reliquia


Ahora se está poniendo de moda, utilizar el día de San Valentín, como un día de celebración del amor, pero no únicamente para las parejas o las personas enamoradas, sino también dedicado a los amigos o las amistades a las que amamos. Para más información sobre esta vertiente, recomendamos visitar el siguiente enlace:

Carta de San Valentín para amigos

Y para aquellas personas que se han enamorado de alguien que habla en inglés, pueden aprovechar que este día se celebra en todo el mundo, y redactarla utilizando algunos de los ejemplos que aquí se muestran:

Cartas de San Valentín en inglés

Partes de una carta de San Valentín

Como cualquier otra carta de aspecto informal, no existe un reglamento ni ningún protocolo que deba seguirse para su correcta redacción, pero en cambio, sí que podemos seguir un cierto patrón, y una serie de pasos, para cerciorarnos de que no nos dejamos nada en el tintero.

A continuación, vamos a ver una especie de guía de recomendación, para que podamos ir siguiendo los pasos uno a uno, y poder tener nuestra carta finalizada para este día tan señalado.

Lista de ideas

El primer paso que debemos cumplir, y que mucha gente suele ignorar o no hacer mucho caso por pereza, es el de utilizar un papel y un bolígrafo, e ir anotando previamente, todas aquellas ideas que deseamos explicar posteriormente en nuestra carta.

Puede parecer una pérdida de tiempo, y es por ello, que mucha gente se salta este paso, y comienzan la carta comenzando directamente a escribir, de manera improvisada, dejando que las palabras acudan a su ritmo, sin un criterio previo, sin un orden establecido, tal y como si estuviéramos delante de la persona, en una conversación normal.

El resultado suele ser caótico, con falta de entendimiento, con datos que en ocasiones faltan y con datos que en ocasiones se repiten, y con un criterio, que dice muy poco de la persona abajo firmante.

Se supone que es un día especial, y que nos importa lo que piense la persona amada. Por tanto, no está de más, preparar una breve lista con las ideas que queremos expresar así como el resto de información que no quieres que se te olvide. Un comentario gracioso en común, alguna referencia hacia los hijos, hacía el día en que se conocieron por primera vez… su primera canción.. su primer beso…

Una vez metidos dentro del contexto de la carta, conviene releer la lista, e ir añadiendo las ideas en el orden que resulte más adecuado. Cualquier detalle puede ser importante y nos puede ayudar a continuar si nos quedamos en blanco.

 Personalizar la carta

Es una carta de amor, que viene de una persona y es para otra persona. Por ello, conviene que tenga rasgos y características originales y creativas que nos distingan y nos diferencien del resto de cartas. Queda por tanto completamente prohibido escribirla a máquina o con el ordenador.

Su valor aumentará 1000 veces si la escribimos a mano, con nuestro puño y letra. Aunque tengamos una letra pequeña y fea, siempre será más adecuada que un texto frío e impersonal vomitado por la impresora.

Utiliza otra hoja de papel para escribir el borrador, y cuando tengas tu carta terminada, puedes pasarla a limpio, para evitar errores, tachones o correcciones tipográficas.

El papel que elijas para la carta final, puede ser también personalizado, con un grosor diferente, de un color que sepas que le gusta a tu pareja, o con un borde pintado. La creatividad es libre para que cada uno la utilice como mejor le guste. En estos casos, cuánto más trabajo, mejor!

Ver cómo escribir cartas de amor creativas y originales

Plantilla de carta para imprimir

Puedes descargar esta plantilla en Pdf, imprimirla, y escribir tu carta a mano sobre ella.

Plantilla San Valentín para imprimir

También es posible añadir unas gotas o una pulverización del perfume habitual, de modo que al abrir la carta, las emociones del olor, sea lo primero que invada el subconsciente y la mente de la otra persona, creando una maravillosa aura de sensaciones, que siempre es bienvenida.

La fecha

Generalmente, no es necesario incluir la fecha, porque se sobreentiende que la carta ha sido escrita dentro de la escena que rodea al día de San Valentín, pero existen algunas razones importantes para incluirla.

En primer lugar, porque informa del momento en que la carta ha sido redactada. En ocasiones, las personas viven tan distantes, que pueden pasar varios días hasta que la persona la reciba. Siempre gusta conocer el día en que fue escrita.

Puede darnos información extra sobre su autor, sobre si le gusta adelantarse y tener las cosas preparadas de antemano, si es muy anterior al día 14, o por el contrario, es de los que esperan hasta el último momento para sentarse a escribir.

Pero la mejor de las razones por las cuales ha de plasmarse la fecha, es porque al tratarse de una carta de amor, con tanto significado emocional, seguramente sea guardada con cariño durante muchos años, seguramente por el resto de la vida, y serán muchas las ocasiones, en que la persona amada, la lea una y otra vez, recordando, la ciudad, el día, mes y año en que fue escrita.

 El saludo inicial

De nuevo corresponde al escritor decantarse por uno u otro saludo inicial. Algunos ejemplos de saludos o apertura son los siguientes, aunque queda totalmente libre a gusto del consumidor. También puede utilizarse algún apodo gracioso o romántico utilizado en la intimidad.

Hola:

Mi querida Luisa:

Mi eterno amor:

Mi alma gemela:

Mi cuqui del alma:

Hola mi amor:

5 años juntos amor mío:

El cuerpo de la carta

Tampoco existen reglas que nos delimiten ni la calidad, ni la cantidad de palabras necesarias para poder configurar nuestra carta de San Valentín. Podemos extendernos cuánto queramos, poco importa sean unas pocas líneas, o varias páginas, ya que la otra persona nos querrá igual, aunque si bien es cierto, lo habitual es una sola cara, con unas pocas líneas en las que se exprese todo el amor concentrado. En el siguiente apartado, veremos las características de la carta, y algunos consejos a tener en cuenta, que pueden ayudarnos a redactar correctamente el cuerpo.

También podemos hacer uso de la lista de ideas que explicamos en el apartado 1, que ahora es cuando conviene ir desglosando y explicando con nuestro propio lenguaje y con nuestra manera de escribir.

La despedida

Mucho más importante que el saludo inicial, ya que serán las últimas palabras que sean leídas, y si se hace correctamente, aunque el resto de la carta no haya sido del todo satisfactorio, puede marcar la diferencia entre una buena o una mala carta de San Valentín. Por lo tanto, conviene tener estudiado de antemano, cuál va a ser nuestra despedida, y repasarla más de una vez, para evitar cometer errores.

Algunos ejemplos de despedidas habituales pueden ser los siguientes:

Deseando verte de nuevo…

Te amo y siempre te amaré…

Pienso en ti a cada momento…

Tuyo por siempre…

Eternamente tuyo…

Características de la carta de San Valentín

Vamos a ver algunos consejos sobre cómo redactar la parte más importante de una carta de San Valentín, me refiero, al cuerpo, o parte más extensa, y que recoge las ideas, pensamientos y deseos del propio amante y enamorado escritor

Si en tu caso, sabes distinguir los sentimientos que afloran en tu corazón, pero te cuesta trabajo poner en orden tus pensamientos y te cuesta transformar tus ideas en palabras, ¡No te preocupes! A continuación vamos a exponer algunos de los mejores consejos para que puedas escribir tu carta ideal a la persona amada, sin que parezca copiada, impersonal, o escrita por terceras personas.

1 – Arriésgate con la primera línea. Las cartas de amor pueden ser románticas, graciosas, dulces, e incluso picantes, pero nunca pueden ser aburridas.

El consejo número 1, es que arriesgues e intentes emocionar a la otra persona desde el primer momento. No tengas miedo en equivocarte. Tal y como hemos visto antes, aunque tu carta sea un desastre, siempre tienes tiempo de arreglarlo con una buena despedida. Quizás el error más grande sea no arriesgar y arrepentirse después. En cuestiones del amor, este consejo es siempre válido, para una carta, y para el resto de circunstancias que rodean a la pareja.

Busca la originalidad, el ingenio, la simpatía e incluso la tristeza, pero que el resultado final no sea una frase simple, sosa, vacía e indiferente.

Ejemplo de lo que no hay que hacer:

“Estimada María, te escribo estas líneas para informarte de la dicha y júbilo que expresa mi corazón por el hecho de conocerte…”

Ejemplos correctos (Aunque depende del receptor):

“Yo te quiero matar. Matar de amor.Y cumplir mi cadena perpetua, encerrado en tu corazón…”

O bien:

“Hasta la sangre me duele de tanto amarte, corazón mío…”

2 – Utilizar tono gracioso pero con respeto. El lenguaje formal quedó bastante desfasado. Los enamorados modernos utilizan un lenguaje más cordial y cercano, gracioso, juguetón y desenfadado, pero siempre cuidando los límites sobre donde está el respeto mutuo hacia la pareja. El objetivo final, es lograr que tu pareja acabe riendo, que se divierta, y que incluso deje volar su imaginación en recuerdos y momentos de pasión vividos en común.

Evita las palabras groseras y malsonantes, no utilices tampoco los comentarios fuera de tono o abuses de las bromas de mal gusto. Recuerda que tu objetivo es tratar de ganar su confianza y su amor, no de irritar o acabar destrozando su ego.

3 – Utiliza referencias personales. Si la otra persona tiene el cabello rizado, puedes entrar en detalles personalizados y explicar lo que te gustan sus rizos, o el azul de sus ojos, o el tranquilizante tono de su voz al susurrar palabras al oído…

Trata de incluir detalles que hagan única la carta. Que no pueda ser utilizada para otras personas, sino únicamente para una. Para tu persona amada.

4 – Aspectos a evitar. Por lo general, la mayoría de cartas de San Valentín, al igual el resto de cartas de amor, tienen algunos aspectos negativos que deberías minimizar o tratar de evitar por completo.

No está bien meterte con tus propios defectos, o ensalzar a la otra persona a costa de rebajarse a uno mismo. Ninguna pareja se sentirá a gusto leyendo un texto en el que la persona se burla de sí misma, pudiendo apreciarse como un signo de inseguridad.

Evitar el uso del poema o de la poesía facilona. La mayoría de personas que incluyen un poema en su carta de San Valentín, cometen el error de parecer demasiado cursi, o demasiado simple, o demasiado rebuscado. Los poemas son para los poetas, y los aficionados suelen equivocarse cuando tratan de improvisar.

Pero sí que sería recomendable utilizar un lenguaje poético, usando alegorías, frases que estimulen la imaginación, el uso de hipérboles…etc.

Y por último, evitar todo aquel comentario obsceno, vulgar y relacionado con los aspectos sexuales, que lejos de parecer gracioso, puede dar al traste con el 100% del romanticismo de la carta. Ante la duda, es mejor no mencionar ni arriesgarse a utilizar ninguna palabra que pudiera dar lugar a equivocaciones o dobles significados.

 Ejemplos de cartas de San Valentín

Carta de San Valentín a un novio que trabaja en un banco.

14 de febrero de 2018

A la atención del Director Rodrigo:

3 años han pasado desde que abrí mi cuenta en tu corazón, y desde entonces, mi amor no ha dejado de crecer, a un alto interés, y con unas comisiones muy fáciles y agradables de cumplir.

A tu lado podría aguantar 3 años más de inflación, y toda una vida de colapso económico. Debes saber, que el mes pasado, no hubo descubierto de números rojos, por lo que tendremos que hacer frente a una hipoteca, de mínimo 18 años, que espero me concedan pronto y que venga escrita con todas las clausulas en su sitio.

Tu clienta número uno fiel a tu sucursal.

Carta de San Valentín a una novia abogada

14 de febrero de 2018

Mi querida y amada Catalina

Quiero matarte. Matarte de amor, y cumplir mi condena perpetua, encerrado en tu corazón. Una vida completa de castigo a tu lado, con sus días y sus noches, bajo tu jurisdicción, acatando el reglamento que dicta la constitución. Responderé de mis actos y culpabilidades, hasta que la medida cautelar nos separe.

Mi pena, a tu lado, es alegría.

Te amo

 

 Carta de San Valentín a un novio camarero

14 de Febrero de 2018

Hey perdona,

¿Podrías traerme otro mojito de fresa? Guapetón

¿Te acuerdas?

Estas fueron las primeras palabras que te dije cuando nos conocimos. Casi ya dos años, en los que he sido la mujer más feliz del mundo. Quiero agradecer a tu jefe por contratarte. A mis amiga Laura por llevarme aquel día de fiesta a tu ciudad. A tus padres por concebirte, y a Dios por ponerte en mi camino.

Te confieso que antes de ti no había sabido ser capaz de amar a nadie, y que mi corazón apenas era una víscera vacía e insensible. Ahora que estamos juntos, me levanto cada día con alegría, aunque haga frio y llueva. Nada me importa si estoy junto a ti.

Te amo, feliz día de San Valentín.

 

Para seguir leyendo más información sobre la celebración de este día, recomendamos el siguiente artículo de la BBC, sobre las 6 claves para el amor duradero.

Cartas de San Valentín – Cómo escribir y ejemplos
3 (60%) 2 votes