La mayoría de personas no se toman la molestia de escribir una carta de amor. Prefieren utilizar un mensaje de texto o un correo electrónico, sin darse cuenta de que en las letras se pierde la esencia de la persona. En la letra escrita a mano hay mucho más sentimiento que el que pueda proporcionar ninguna máquina.

Las cartas de amor están pasando de moda, y ya casi nadie quiere perder el tiempo para expresar sus sentimientos. No se dan cuenta, que el amor nunca pasa de moda, que siempre está presente, y que las cartas siempre son bienvenidas. Una vez leídas, quedan siempre como un bonito recuerdo que la persona sabrá guardar para siempre. Aunque el mundo se venga abajo y no haya electricidad, la carta siempre estará ahí, para volver a ser leída una y otra vez. Es el regalo perfecto para la persona que amas.

Quizás pienses que escribir una carta de amor es algo difícil, complicado, y que necesita altas dosis de paciencia y de inspiración, pero no es para tanto. Simplemente debes dejar que los sentimientos puedan expresarse sin miedo a lo que puedan pensar. Cuando se escribe con el corazón, es imposible hacerlo mal.

Preparación:

La preparación a la hora de escribir una carta de amor no tiene que ver con el papel, el bolígrafo o los materiales que necesitas. Se trata de una preparación mental. Lo más importante, es preparar tu alma y tu corazón, para que se sientan libres de poder expresar sus sentimientos, sin tener que sentir miedo o presión alguna por lo que la otra persona pueda sentir.

Cartas de amor en sobres de papel

Una buena manera de liberase de dicha presión, es pensar que únicamente vamos a escribir la carta para nosotros mismos. Que no la vamos a enviar. Que solo queremos escribirla y después, ya se verá lo que hacemos con ella. De este modo, diluimos los miedos que puedan surgir, al imaginar a la otra persona mientras lee nuestras líneas.

Busca un sitio tranquilo donde nadie te pueda molestar. Cierra la puerta e intenta eliminar las distracciones. Los aparatos electrónicos, la radio, el televisor… Puedes crear un mejor ambiente colocando velas, una barrita de incienso, música relajante de fondo…

Antes de escribir la carta en una hoja de papel a limpio, utilizaremos otras hojas a sucio, donde poder escribir con más tranquilidad, sin miedo a equivocarnos. Primero utilizaremos una de estas hojas para realizar algunas listas de ideas que después podremos plasmar en nuestra carta de amor.

Lista de ideas:

Lo más importante en una carta de amor es mostrar nuestros sentimientos, de una manera única y original. Por ello, la primera recomendación, es que hagas una lista en la que apuntar cada una de las ideas que aparezcan en tu mente. Para ayudarte a comenzar, intenta dar una contestación a  las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te sientes ahora?
  • ¿Es una sensación positiva, o negativa?
  • ¿Por qué?

Tras contestar a estas preguntas, seguro que aparecen las primeras ideas. Trata de experimentar algún tipo de sensación física: euforia, admiración, afecto, optimismo, gratitud, satisfacción, amor, agrado, enfado, odio, tristeza, indignación, impaciencia, aburrimiento, envidia, venganza, celos…

Asegúrate de anotar cada una de las sensaciones, y apunta también las razones causantes.

Piensa en la otra persona :

Cuando pensamos en la otra persona, también afloran sensaciones y sentimientos. ¿Qué es lo que te atrae de ella? ¿Qué cosas son las que te han hecho que te enamores así? ¿Son aspectos físicos o de su personalidad? Quizás sea su carácter, su temperamento, la forma en que hace las cosas, su sentido del humor, o lo bien que te hace sentir tan solo con su presencia.

Haz una nueva lista escribiendo todo lo que te gusta de la otra persona. Lo que te gusta y lo que valoras de manera positiva, al menos según te hace sentir a ti.

Si te gustan sus brazos, puedes escribir una frase de la siguiente manera:  “Me gustan tus brazos, porque son fuertes, pero tiernos cuando me abrazan.”

Si te gusta su sonrisa: “ Sólo verte sonreír y el mundo es un lugar mejor…”

Pero no te concentres únicamente en las características físicas, continua con la lista creado frases también para las cualidades de su personalidad.

Puedes utilizar los recuerdos para obtener más ideas. Seguro que te viene en mente la primera vez que os conocisteis. Los lugares a los que fuisteis aquel día. Algún viaje juntos, unas vacaciones, momentos en la universidad, en el parque, en alguna fiesta… Utiliza cualquier detalle que recuerdes, ya que tienen mucha carga romántica.

Carta original de amor

Un buen sistema para recopilar ideas es el siguiente apartado, que hemos definido como:

La técnica tritemporal:

Existe una técnica infalible para escribir cartas de amor. No importa si tienes experiencia o es la primera vez que comienzas a escribir este tipo de cartas. Se trata de una técnica que permite que los pensamientos florezcan de manera natural, otorgando a la carta un orden y una estructura que siempre obtiene un buen resultado. Para ello, únicamente debemos seguir estos tres sencillos pasos:

1 – El pasado: Comience a escribir sobre el momento en que se conocieron. ¿dónde fue? ¿Hace cuánto tiempo? ¿Qué ropa llevaba? ¿Qué comisteis aquel día?.

Podemos continuar con el momento en que el que se enamoraron por primera vez. Algún viaje, alguna fiesta, vacaciones en común, aquella noche que se puso a llover, el frío de aquel camping, la noche entera sin dormir viendo la lluvia de estrellas….

2 – El presente: Puede expresar cómo son sus sentimientos en el momento actual. Cómo ha ido evolucionando la relación hasta el día de hoy. Puedes compartir tus sentimientos respecto a lo que la otra persona aporta a tu vida. Las pequeñas cosas que valoras y que te hacen sentirte especial. Por ejemplo, el modo que tiene de despertarse, de vestirse al revés que todo el mundo, de ver solo las cosas buenas de la vida….

3 – El futuro: Otra fuente de inspiración para seguir recopilando ideas y sentimientos es pensar en el futuro. En el resto de la vida que os queda para pasar juntos. ¿Qué os gustaría hacer? ¿Queréis hijos? ¿queréis vivir en otra parte? Casarse, viajar…

No hace falta irse muy lejos en el tiempo. Puedes expresar las ganas que tienes de que llegue el próximo fin de semana, para volver a veros, o para estar juntos, o para realizar algo que tengáis ganas de hacer.

Muchas frases de amor hablan sobre pasar juntos el resto de la vida. ¿Qué harías si solo te quedara un mes de vida? ¿Y si mañana se acabase el mundo?  Pensar en el futuro puede darte una nueva perspectiva para expresar sin tapujos tus sentimientos. Nada hay que perder, cuando todo está perdido. Deje a un lado la timidez, y escríbalo todo.

Otra hoja a sucio para comenzar tu carta:

Ahora que tienes ya tu lista de emociones y de ideas que quieres plasmar, es hora de comenzar a escribir, pero para que no preocupe hacerlo bien, o para que no te paralicen las faltas de ortografía, es mejor que comiences en una hoja a sucio, para luego poder revisar y corregir con tranquilidad.

No debes preocuparte por nada más que expresar lo que sientes, tal y como lo has recopilado en tus listas anteriores. Toma el tiempo que te haga falta. No hay prisa.

Si es la primera vez que escribes una carta de amor, es normal que no sea del todo correcta, y que tenga errores gramaticales o de léxico. Pero eso no debe preocuparte. Es como cuando un niño pequeño realiza un dibujo para sus padres. El valor no está en hacerlo bien, o con trazos perfectos. El valor esta en transmitir la propia esencia de la persona en lo que hace. Así de simple.

Comienza la carta explicando las razones por las que has decidido ponerte a escribir. Seguramente encuentres muchas de esas razones dentro de tu lista de ideas y sentimientos. Puedes comenzar diciendo algo así:

“Siempre me cuesta expresar lo que siento en persona, por eso, he decido tratar de escribirlo en papel…”

“Te amo. Quiero que sepas que esa es la principal razón por la que ahora estoy escribiendo estas líneas…”

El cuerpo de la carta:

Ahora es cuando toca incluir las ideas recopiladas en las listas anteriores y escribir el cuerpo de la carta, que será la parte más extensa y más costosa. Puedes comenzar como quieras. No hay reglas sobre cómo hacerlo. Quizás prefieras expresar tus sentimientos actuales, el modo en que te sientes en ese momento, y continuar con el resto de frases más adelante.

Aprovecha la carta para decir aquellas cosas que cuesta decir en persona. Cuando hablamos cara a cara, no tenemos tiempo de pensar, y hablamos de manera improvisada. Aprovecha que tienes tiempo para ordenar tus ideas, y expresarte de la mejor manera posible.

Igual que a la hora de buscar ideas inspiradoras, te has basado en las cualidades positivas de la otra persona, a la hora de escribir la carta debes seguir también el mismo espíritu positivo, evitando hacer referencia a sensaciones negativas o que no aporten nada bueno al escrito. Nadie desea leer nada negativo, y mucho menos en una carta de amor. Cuando vuelvas a releer la carta, revisa que todos tus pensamientos tengan un toque positivo, nunca negativo.

Regresa a la lista y escribe sobre el futuro. Las ideas que te gustaría ver cumplidas a su lado. Recuerda lo importante que es la relación y el tipo de compromiso que te gustaría adoptar.

Por último, cuando ya hayas agotado tu arsenal de ideas y frases románticas. Escribe algún recuerdo que haga reír. Por ejemplo:

“¿Recuerdas el bar donde nos conocimos? El camarero tiró la bandeja de bebidas sobre una señora que se marchó enfadada. No pudimos dejar de reír. Recuerdo que reíamos entre beso y beso…”

La despedida o parte final

Esta parte se llama despedida, pero no tiene que ver con que te despidas de la otra persona. Simplemente es la parte final de la carta.

En este punto, es en el que debes guardar un mayor cuidado a la hora de elegir tus palabras. Se trata de la última sensación con la que va a quedarse quién lea tu carta, y por ello es muy importante que sea la mejor posible.

Busca aquella frase que sepas que le pueda llegar al corazón, o simplemente reitera cuánto sientes por ella. Un “Te quiero” o un “Te amo” puede ser una muy buena manera de finalizar la carta.

Puedes firmarla con tu nombre, pero sin necesidad de realizar el garabato o la rúbrica. Esas cosas son para otro tipo de cartas. En tu caso, con el nombre es más que suficiente.

Por último, apunta la población y la fecha. Una carta de amor necesita tener una fecha. Al tratarse de un regalo tan especial, es muy probable, que la otra persona lea y relea muchas veces su contenido. A veces, pueden incluso pasar años, y la carta seguirá teniendo un valor muy especial.

Es por ello que siempre gusta recordar la fecha y lugar donde se escribió la carta.

Reescribe la carta a limpio

Una vez finalizada la carta, debes corregirla. Revisa cada una de las palabras buscando faltas de ortografía. Si en alguna palabra tienes dudas, es conveniente que la busques en Internet o en un diccionario.

Revisa también que tus pensamientos estén bien plasmados, de manera correcta, con un tono siempre positivo. Si hay alguna frase que cause dudas, revísala y plantéate cambiarla por otra.

Asegúrate de que no hay borrones, manchas o tachones. Cuida que la escritura sea legible, que se entiende claramente.

Puedes incluir diferentes elementos para darle un toque de originalidad. Puedes añadir pétalos de flores, una bolsita de té, unas gotas de tu perfume rociadas sobre el papel, e incluso un beso marcado con el pintalabios.

Conviene doblar la carta de manera adecuada y meterla en un sobre. La carta de amor gusta más cuando se saca de un sobre, a modo de regalo. También es posible personalizar el sobre utilizando diferentes colores, pegatinas, anotar algún mensaje especial, lazos…etc.

Ahora te toca elegir el modo en que la encuentre. La puedes enviar por correo tradicional, o dejarla escondida en algún sitio romántico, como detrás de la almohada, un cajón, o debajo de un plato en una cena especial. Es tu elección.

Más cartas de amor y postales

Frases de inspiración

1 – Si me pidieran volver al pasado, regresaría al día en que nos besamos por primera vez. Regresaría una y mil veces.

2 – Si tuviera que revivir una y mil veces el mismo día, elegiría el día en que nos conocimos por primera vez.

3 – Escucha los latidos de tu corazón. Donde laten más fuerte, allí estaré yo.

4 – Yo era una persona solitaria y triste hasta que te conocí. Ahora tengo una razón para vivir, y doy gracias al destino por ello.

5 – Cuando entraste en mi vida, supe que había merecido la pena esta larga búsqueda del amor verdadero.

6 – Tengo una frase favorita. La escuché una vez cuando salió de tus labios: Te amo.

7 – Piso al cielo paciencia para esperar. Cada día sin ti a mi lado, es como una eternidad.

8 – Mi corazón es para ti. Te lo doy. No sea que acabe perdiéndolo o regalándoselo a otra persona.

9 – No hay gratitud en el mundo que pueda expresar mi amor por ti. Tú salvaste mi vida y salvaste mi corazón.

10 – Te amo porque eres la única persona que ha sabido traer la felicidad a mi triste corazón.

11 – Solo quiero que sepas que pase lo que pase, esté donde esté, siempre estoy pensando en ti.

12 – Quiero darte las gracias por entenderme, por ser como eres, por confiar en mí.

13 – Tú me haces ser mejor persona. A tu lado soy diferente, una versión mejorada.

14 – El amor hace que el mundo se convierta en un lugar mejor. Desde que te conozco, vivo en el paraíso.

15 – Quiero darte las gracias por ser la energía que me hace levantarme cada mañana, Me basta pensar en ti para comenzar el día de una manera maravillosa.

16 – A tu lado no hace falta decir una sola palabra. Cuando estamos juntos, el silencio habla por nosotros desde el fondo de nuestros corazones.

17 – Mira que he fracasado muchas veces en mi vida, pero quererte es el mejor de mis éxitos.

18 – Que suerte haberte conocido. Ahora sé lo que significa la felicidad.

19 – Pienso amarte hasta que el sol decida no volver a salir o hasta que el mundo deje de girar.

20 – Solo quiero que te des cuenta de lo que me importas. No hay un segundo en mi vida que no esté pensando en ti.

21 – Cuando te abrazo siento una energía especial. Nos conectamos de una manera que no vivido nunca con nadie más.

22 – Me levanto contigo en mi pensamiento y me acuesto contigo en mis sueños.

23 – Por el día, el sol calienta mis mejillas, por la noche, tus ojos calientan mi corazón.

24 – Cuando te echo de menos, miro tus fotografías y el mundo me parece un poco menos triste.

25 – Si hubiera un ranking con las personas que tienen más amor, yo conseguiría ponerte en el primer lugar.

26 – Si me preguntan porque sonrío, digo que es por ti. Eres la única razón que me hace querer seguir viviendo.

27 – A veces, parece que todo se derrumbe a nuestro alrededor. Pero mi amor por ti seguirá aquí intacto, siempre te amaré.

28 – Tuve miedo de conocerte, mi corazón me lo advirtió. Ahora tengo miedo de perderte y perder la razón.

29 – Nunca dejaré que nada nos separe. Siempre estaré a tu lado. Siempre estarás junto a mí.

30 – Si escuchas en silencio, mi corazón te dirá cuanto te quiero. Lo hace cada segundo, y no parará de decirlo hasta el último latido.

31 – Quizás mañana, las cosas mejoren, y puedas llegar a comprender cuanto te amo.

32 – Te entrego mi vida entera. No la quiero si no es a tu lado.

Ahora bien, a la hora de elegir un modelo de carta de amor, recomendamos que cada persona siga su propio instinto y se deje llevar por su propia forma de ser. No esta bien que una carta de amor sea copiada, pues aunque la otra persona no llegue a saberlo, siempre crea dudas en si la carta de amor está escrita por la persona amada o no. Aún así, y a riesgo de equivocarnos, en esta página expondremos algún ejemplo o modelo de cartas de amor para que los apasionados escritores tengan una referencia de cómo debe ser.

Para disponer de mayor información, recomendamos la lectura de los siguientes enlaces:

Cartas de San Valentín

Cartas de amor para mi novio

Cartas de amor para mi novia

Cartas de amor originales

Cartas para el amor de mi vida

Cartas de amor para mi esposo

 

Ejemplos de Cartas de amor

Conchita García

Calle Rió tinto 34

Madrid

 12 de enero 2018

Sueño mío: hoy he tenido la dicha de volverla a cruzar ante mí y otra vez mi corazón ha latido apresuradamente! Pobres paredes maltratadas de mi pecho!
Créame que no sé hasta dónde podría llevarme este sueño, que más que sueño, es ya una pesadilla. Su recuerdo acapara todos mis pensamientos. Siempre la veo ante mí. Usted es la mujer presentida, la única que ha llevado calor de ilusión a esta vida mía, que hasta ahora había transcurrido fría, desolada, huérfana de amor.

Ofrezco a usted, Conchita, mi nombre, un nombre sin tacha, y con él le ofrezco mi corazón.
Sufro pensando cómo recibirá usted estas líneas que han sido dictadas por el amor apasionado que pueda imaginarse; pero ilumina mi alma un rayo de esperanza, y confió en que su respuesta ha de devolverme la tranquilidad perdida, ha de quitarme las zozobras que me atormentan, y ha de colmarme de dicha.

Con esta carta, señorita Concha, pongo mi vida en sus manos, y al hacerlo así le ruego que medite su respuesta, pues ella ha de hundirme en el más negro de los abismos o elevarme hasta el reino de la felicidad.

Con angustia infinita en espera de su respuesta se despide…
El admirador secreto de la oficina.

Andrés Palomino Gómez

(firma)

Ejemplo de carta de amor a tu pareja:

Para Elisenda

Calle San Valentín
28080 Madrid

Ramón López García
C/ Pablo Picasso 343

08003 Barcelona

Barcelona, 25 de febrero de 2018
Mi querida palomita y dama Elisenda:

Son muchas ya las noches que sueño con estar contigo. Estos años han sido muy difíciles pero por fin podremos estar juntos. Mi mujer ha aceptado el divorcio y en pocos meses estaremos libres y podremos casarnos en la ermita aquella donde nos besamos por primera vez. ¿Te acuerdas? que felices éramos!!.

Mi palomita, aun guardo el contrato que hicimos en el que nadie se iría con nadie y nos querríamos para siempre, y también guardo el posavasos donde te invite a tu primer refresco. Quiero que sepas que te amo con locura y que nadie jamás podrá separarnos ni interponerse en nuestro amor.

Por cierto ayer no me contestaste al mensaje que te envíe y estoy un poco preocupado. Ya se que estas muy ocupada con tus cosas, pero no te costaba nada haberme contestado.

Un beso de tu amado

El palomo dorado

(firma)

A modo de curiosidad, quisiéramos destacar el artículo de la BBC, en el que se muestra un archivo histórico con las cartas de amor de soldados de la primera guerra mundial.