Características de la carta poder

En esta página vamos a ver cuáles son las principales características de la carta poder. Para ello, las hemos separado en dos bloques diferenciados. En primer lugar los elementos y la estructura de la parte física de la carta, y posteriormente, las características funcionales que definen el asunto y la limitación del propio poder otorgado.

Se trata de un documento de ámbito privado, en el que se una persona ( denominada genéricamente como poderdante), otorga un poder o facultad a otra (denominada apoderado) para que la represente en su nombre.

Características intrínsecas:

Las cartas poder no tienen por qué disponer de una estructura similar, ya que difiere de cada facultad o poder en función de las necesidades. Si bien es cierto, para casos simples o determinadas situaciones de escasa cuantía económica o de menor importancia, se suelen utilizar modelos de carta poder estándar, a la venta en papelerías o que se pueden descargar e imprimir gratuitamente.

Si no se sabe cómo llenar este tipo de cartas, recomendamos visitar el siguiente enlace, donde se explica paso a paso la información que debe aparecer en cada hueco.

Posteriormente, si la importancia de los detalles de mayor, y si así lo determinan las personas involucradas, debe ser trabajo del notario redactar la carta en función de las necesidades específicas del cliente, o utilizar plantillas específicas para cada caso, si así se dispusiera.

Características carta poder

Independientemente del tipo de poder, las cartas deben contener las siguientes características intrínsecas o elementos dentro de su estructura:

Fecha: Se utilizará la fecha en que se redacta el documento. Para delimitar la vigencia de validez del poder, deberá especificarse entre las clausulas o facultades el periodo disponible en que comienza y termina.

Nombre del poderdante o representado: Que aparezca el nombre completo con apellidos.

Nombre del representante o apoderado: Igualmente, que aparezca completo junto con los apellidos. En caso de ser varias personas, que aparezcan los nombres completos de todas ellas.

La cesión de poder: al inicio de la carta, deberá aparecer en algún momento la propia cesión del poder. Generalmente se realiza mediante la palabra OTORGO, o CEDO.

Las facultades otorgadas: La siguiente característica es el párrafo donde se cita cada una de las facultades a las que el apoderado tendrá acceso. Se recomienda especificar y concretar los límites establecidos para cada una.

Nombres de los testigos: Dependiendo del tipo de trámite, suele ser necesario y requerimiento obligatorio que la carta poder disponga de la ratificación de al menos dos testigos. Suele ser un testigo de parte del poderdante y un testigo de parte del apoderado. Los nombres deben aparecer completos junto con los apellidos.

Firmas: Por último, resulta importante que aparezcan las firmas de todas las personas implicadas, incluidas los testigos. Si no hubiera espacio en la cara principal, se puede utilizar el reverso de la hoja para continuar, anotando a pie de página que continua por detrás.


Características funcionales:

Se conocen o distinguen dos tipos de poderes:

Poder especial: Se otorga al apoderado con el objetivo de cumplir una finalidad específica, por lo que se aconseja que aparezca la mayor cantidad posible de información para delimitar las funciones de dicho poder.

Poder general: Utilizado sobre todo para casos administrativos, pleitos, actos de dominio y cobranzas en los que se otorga un poder amplio que incluye el pleno uso de las propiedades por parte del apoderado.

Aparte de los elementos y de la estructura de la carta poder, debemos tener en cuenta las siguientes características, que denominamos como funcionales, ya que de ellas dependen la base y funcionalidad del propio poder , que son las siguientes:

De confianza:

La persona elegida para nombrar como apoderado y que por tanto estará autorizada para realizar diferentes actos en nuestro nombre, debe ser una persona de total confianza y seguridad. Sobre todo cuando se trata de una carta poder general, que en malas manos puede ocasionar la ruina del otorgante.
Generalmente se trata de personas de muy estrecha vinculación, ya sean amigos directos o con lazos de familiaridad, tales como de padres a hijos, entre hermanos, y por supuesto, entre cónyuges o parejas.

Revocable:

Debido a que la confianza es la base de este tipo de documentos, en el momento en el que el otorgante pierde la confianza en su apoderado, debe existir la capacidad de revocación de dicho poder. Generalmente, se debe actuar de manera rápida, avisando con celeridad de nuestra intención de revocar dicho poder. Se tramitará igualmente bajo el mismo notario ante el que se ofició, o notificándolo mediante burofax o carta certificada que asegure la recepción del aviso.

Suele ser conveniente solicitar al apoderado que devuelva dicha carta o que la rompa para evitar que pueda seguir utilizándola, aunque lo haga de manera ilegal, pudiendo ocasionar daños y perjuicios irreparables.

Concreta:

Hemos visto que cuando la confianza falla, se puede revocar, pero podríamos haber solucionado el problema, sin tener que revocar, si nos ceñimos a ciertas reglas concretas que delimiten la capacidad de actuación del apoderado.

Se trata de ser concreto para evitar falsas interpretaciones o posibles actuaciones que escapen a nuestra ocurrencia. Se deben escribir las facultades especificando cada acto, dentro de un contexto único.
Por ejemplo, si quieres que la persona pueda alquilar un local que esté a tu nombre o que sea de tu propiedad, debes ser concreto en las facultades otorgadas, de modo que se especifique el rango de precios por el que lo deseas alquilar.

La fecha o vigencia durante la que dicha carta tiene valor legal. La capacidad de cobrar dicha renta, pero a través de una cuenta bancaria comunitaria. Sin que en ningún caso, aparezcan cláusulas que permitan al apoderado venderlo, o utilizarlo para otros menesteres que no sean el alquiler.
Que el poder contenga las facultades necesarias para utilizar en cada caso, pero no más ni menos. No hacer caso de las personas cuando añaden clausulas nuevas, y aluden a que quizás lo necesiten por si les solicitan algún documento extra, o por si ocurre algún imprevisto.

Limitada:

Otra de las características fundamentales de la Carta Poder es que se deben especificar y acotar las distintas facultades otorgadas al apoderado. Se trata de establecer límites sobre las posibles dimensiones de cada poder.

Por ejemplo, para permitir la venta de un vehículo, la carta puede especificar un límite espacial, delimitando que las funciones del apoderado, que sólo podrán hacerse legales dentro de un espacio determinado, pudiendo especificar si se considera oportuno, dentro de una ciudad, una provincia, o un estado.

A la hora de cobrar o poner precio a una mercancía, conviene delimitar los precios máximo y mínimo, para evitar posibles pérdidas económicas en caso de venderse barato, o de espantar a los clientes si el precio fuera excesivo.

Incluir cláusulas que impidan un conflicto de intereses, en el que actúan representando a una persona y a la vez actúan representándose a sí mismos. Por ejemplo, en el caso de la venta de un vehículo, en el que lo vende en nombre del dueño y lo compra en su nombre.

Completa:

Resulta muy importante que el documento de la carta poder esté totalmente llenado de acuerdo a lo que dictamina la ley. En caso de conflictos o problemas legales, se utilizará como prueba esencial. Si no estuviese bien llenado, podría desestimarse como válida.

Que contenga los nombres completos junto con los apellidos, tanto de la persona que otorga el poder como de la persona o personas que lo reciben. La fecha correcta, las facultades y razones de poder correctamente redactados, y que aparezcan también, si fuese necesario, los nombres de los testigos.

Cada persona debe firmar el documento, con la misma firma que se utiliza en el documento de identidad. Se adjuntarán copias de dichos documentos a la hora de presentar la carta poder.

Recomendamos visitar el siguiente enlace sobre cómo recoger documentos oficiles.

Aunque en esta página no explicamos como redactar las cartas notariadas, ya que se trata de un trabajo necesario y específico de los propios notarios, recomendamos también el siguiente enlace para seguir aprendiendo:

Qué es y para que sirve el poder notarial

Características de la carta poder
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario