Carta de presentación por email

La carta de presentación por email o correo electrónico tiene las mismas reglas y consideraciones que las cartas de presentación ordinarias o habituales. Pero es tal el avance de las nuevas tecnologías, que casi se hace impensable tener que enviar una carta por correo postal.

Su función sigue siendo la misma. Proporcionar una información adicional sobre su experiencia laboral, suscitar la curiosidad del empleador, captar su interés e intentar formalizar una futura entrevista personal.

Al no tratarse del correo de correspondencia ordinario, se hace muy importante seguir al pie de la letra las instrucciones del empleador. La mayoría de emails o correos electrónicos de los encargados de selección suelen regirse por reglas estrictas en cuanto a la recepción. Muchos están automatizados, de modo que en ocasiones requieren un asunto personalizado.

Cartas de presentación por email

Otras veces nos encontraremos con que debemos enviar nuestra carta y nuestro Currículum en formato pdf o doc. Algunos correos no aceptan archivos adjuntos, por lo que deberemos pegar el contenido sobre el cuerpo del mensaje…etc. Será nuestra obligación leer bien las características demandadas y cumplirlas con el mínimo detalle.

Consejos para redactar cartas de presentación por email

De acuerdo con lo que hemos dicho anteriormente, conviene leer bien las instrucciones del empleador sobre cómo deben adjuntarse nuestra carta y nuestro CV. Si no se especifica el formato, puede utilizarse aquellos que están más extendedidos y que son casi de uso obligatorio en cualquier entorno ofimático, tales como el Microsoft Word y el Adobe PDF.

Conviene poner su nombre a cada archivo, de modo que no se mezclen con otros archivos de otros candidatos. Si el empleador descarga varios archivos a la vez, podría equivocarse.

Ejemplo:    tunombre.doc

En caso de que las instrucciones no permitan adjuntar ningún archivo, deberemos pegar los documentos en el cuerpo del mensaje del email. Para ello, no es necesario activar el código html. Recomendamos utilizar una fuente simple y un tamaño de letra habitual, lo que suele venir por defecto.

2 – Faltas de ortografía:

Casi todos los servidores de email suelen tener un corrector ortográfico. De igual forma, Microsoft Word también suele subrayar en verde los errores gramaticales y en rojo las faltas de ortografía. No hay excusa para hacerlo mal.

Aunque debemos tener en cuenta, que muchas veces, existen faltas que pasan desapercibidas porque algunas palabras pueden escribirse de varias formas. Por ello, recomendamos releer la carta varias veces antes de enviarla, así como ofrecérsela a otra persona para que la eche un vistazo por nosotros. Muchas veces, cometemos el mismo error una y otra vez, y por ello es bueno escuchar otras opiniones.

3 – El asunto del email:

La línea del asunto es lo primero que las personas leen cuando abren la bandeja de entrada del correo electrónico. Hoy en día, dada la gran cantidad de correos basura y de información no solicitada, es muy habitual basarse en el asunto para tomar la decisión de abrir o borrar definitivamente el email.

Procura que tu dirección de correo electrónico sea lo más profesional posible. Un email tal como el siguiente: fiestero24@discotecas.com  podría no ser lo más apropiado. El responsable de recurso humanos, seguramente acabaría preguntándose si tu candidatura es seria o no. Recomendamos las cuentas de Microsoft Outlook.

Nunca dejes en blanco el asunto. Si la persona no conoce tu correo electrónico, y además dejas en blanco el asunto, es muy fácil que acabe borrado o en la papelera de reciclaje.Aprovecha esta oportunidad para presentarte con un buen asunto y motivar al empleador para que tu correo sea abierto y leído.

Intenta que sea un asunto corto, específico y con un lenguaje formal y adecuado. Por supuesto, evita la utilización de expresiones coloquiales tales como “hola”.

Por ejemplo:

Carta de presentación y CV para el puesto de telefonista.

Solicitud de empleo: Manuel Rodriguez Santos

Cuando las instrucciones especifican un asunto en concreto, asegúrate de que lo escribes correctamente. Muchos servidores utilizan filtros y reglas para desviar los correos a diferentes carpetas. Si escribes un asunto incorrecto puedes quedar fuera de la candidatura.

4 – Dirigirse a la persona de contacto:

Si hemos decidido enviar la carta de presentación como dato adjunto, no podemos dejar el cuerpo del email en blanco. Podemos utilizar un saludo dirigido a la persona encargada de leer el email, y simplemente escribir que se adjuntan ciertos archivos relacionados con el puesto de trabajo al que queremos optar.

Algunos saludos de ejemplo:

A la atención del departamento de recursos humanos

A quien corresponda

Estimados señores:

Conviene consultar en la página web de la empresa, o en redes sociales de trabajo, tales como Linkedin, quien o quienes son las personas encargadas de la selección personal, y enviarles nuestro correo pudiendo dirigirnos por su nombre. Este detalle puede hacer que nuestro email destaque de entre todos de una manera más eficaz, ya que la mayoría de personas no se toman la molestia de buscar el nombre del empleador.

5 – Envía una copia a tí mismo:

Una buena forma de revisar si hemos hecho bien las cosas, es mediante el envío del mensaje, con los archivos adjuntos, a nosotros mismos, o a otra cuenta nuestra de correo electrónico. De esta manera podemos ver cómo es el primer salto de vista al leer el asunto. Cómo quedan los archivos adjuntos, si aparece o no nuestro nombre, y el formato del cuerpo del mensaje.

Muchas veces, no somos conscientes de que nuestro servidor de correo electrónico suele adjuntar sus propias firmas, o publicidad encubierta el final de cada mensaje. También es habitual que los programas antivirus dejen una señal en nuestro correo con un típico mensaje tranquilizador:

“Su correo está libre de virus gracias a Panda”

Si localizas algún tipo de firma no deseada, puedes aprovechar para incluir la tuya propia. Una en la que aparezcan tus datos personales que creas puedan ser útiles a la hora de ponerse en contacto contigo. Tales como teléfono o dirección postal.

Ejemplo:

Asunto: Solicitud de empleo: Manuel Rodriguez Santos

Cuerpo del mensaje:

A la atención del departamento de RR.HH.

Les escribo en referencia al anuncio solicitando empleo publicado el pasado día 3 de marzo de 2018 en el diario “El mundo” en el que se oferta una plaza de “Encargado de biblioteca”.

Debo decir, que no solo me atrae esta plaza por su salario y por sus ventajosas condiciones laborales, sino también por la excelente reputación de la entidad. No existe otra biblioteca con mayor número de volúmenes incunables en todo el estado, por lo que sería un honor para mí trabajar en sus instalaciones y hacerme cargo de la distribución el cuidado de sus libros.

Me considero una persona comprometida y motivada que se adapta fácilmente a los nuevos entornos. Tengo mas de 12 años de experiencia administrando bibliotecas, tal y como pueden observar en el CV.

Creo firmemente disponer de las cualidades necesarias para el puesto de trabajo.

Quedo a su disposición por si necesitan ampliar información o si requieren formalizar una entrevista en persona.

Les saluda atentamente

Manuel Rodriguez Santos

Tef: 678937484

Otros enlaces de interés:

Carta de presentación en ingles

Carta de presentación de servicios

Carta de presentación por email
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario