La carta descriptiva, por definición, es aquel documento que se utiliza para describir los contenidos ofertados en un curso, taller o gestión de ámbito académico y que facilita la observación y el orden de los diferentes procesos de planificación y del desarrollo de las actividades docentes implicadas.

A lo largo de la carta descriptiva, se irán desglosando las distintas etapas que marcarán el correcto desarrollo, los objetivos marcados, los contenidos impartidos, de manera clara y ordenada, y las políticas de actuación respecto a sistema de aprendizaje, de seguimiento y de evaluación final.

¿Cuáles son los objetivos de una carta descriptiva?

Disponer de una planificación y de un orden de contenidos permite tanto a los docentes como a los propios alumnos adaptarse de manera particular al curso taller o asignatura impartida.

Los profesores pueden preparar los temarios con la antelación adecuada, gestionar los diferentes recursos didácticos con antelación, ya sea en métodos de enseñanza, en material, medios disponibles o bibliografía necesaria.

Los alumnos, dependiendo de su grado de libertad, también pueden ser capaces de planificar su propio calendario de estudios, optando por hacer mayor o menor esfuerzo en aquellos contenidos que sepan con antelación si necesitarán mayor empeño o por el contrario ya es conocido de cursos anteriores.

El centro formador también se beneficia de poder comunicar con una mejor claridad y precisión las etapas básicas del proceso educativo de modo que facilite el alcance a los potenciales futuros alumnos, comparar sus ofertas con las propias cartas descriptivas de otros centros similares, y poder adaptarse de acuerdo con las legislaciones vigentes tanto a nivel regional como nacional.

Se mejoran las condiciones de coordinación entre las personas que intervienen en la actividad educativa. Se facilitan acuerdos ya sea entre los propios profesores o entre profesores y alumnos, de modo que se alcancen beneficios mutuos o que las actividades se encaminen hacía el beneficio de los intereses de la mayoría.

Una correcta pre-programación del curso también facilita una participación más activa por parte del estudiante así como un aumento de la motivación.

Ejemplo de carta descriptiva en Formato Word

Ejemplo de Taller de tasación de Diamantes con los elementos de la carta descriptiva ordenados según veremos a continuación:

 Elementos de la carta descriptiva

Vamos a ver a continuación cuáles son los elementos que no pueden faltar en una carta descriptiva:

Datos identificativos:

Los datos con los que se identifica a la asignatura, curso, carrera o ciclo formativo al que haga referencia, junto con el nombre de la facultad, escuela o centro donde se imparte. Debe informarse sobre el número de horas lectivas, el modo de impartirse, tanto teórico como práctico, y la información relevante sobre su convalidación, valor de los créditos, o como llave necesaria para poder cursar otras asignaturas o estudios superiores.

Propósito general:

El propósito del curso o taller debe explicar la finalidad última del curso, su razón de ser, su alcance y su relación con otros cursos o estudios similares. Generalmente, se tratará de una capacitación teoría o práctica y mesurable mediante la evaluación o control final.

Contenido temático:

Junto con los objetivos generales del tema anterior, se deben desarrollar los objetivos específicos de aprendizaje propios del programa en los que se incluye la capacitación de los diferentes contenidos. Pueden detallarse las conductas a presentar por parte del estudiante y las claves para lograr superar el curso.

Modo de evaluación:

Se debe conocer de antemano el sistema de evaluación a utilizar. Resulta importante para el alumno conocer el modo de evaluación. Si existe un seguimiento puntuable a lo largo del curso o únicamente se tendrá en cuenta el examen final. Si dicho examen será oral, por escrito o de tipo test…

Por tanto la carta descriptiva puede indicar estos detalles de evaluación para que el alumno se prepare con antelación.

Elementos de operación:

Se conocen como aquellas recomendaciones generales que incluyen dentro de la carta descriptiva, o que puede venir como documento adjunto, y que facilitan otras informaciones menos importantes, pero que pueden resultar una buena ayuda tanto para el sistema docente como para los alumnos adscritos.

Entre los elementos más habituales de operación podemos encontrar los siguientes:

  • Asuntos de cada clase o temas a tratar
  • Objetivos a alcanzar en el mejor y en el peor de los casos.
  • Elementos motivacionales extras, tales como excursiones, visitas a museos, exposiciones, vídeos o películas…
  • Material didáctico a utilizar
  • Cronograma preciso con los pasos y las actividades ordenadas en el tiempo.

Otras cartas relacionadas:

Carta de universidad

Carta responsiva

Cursos que ofrecen las mejores universidades del mundo

La carta descriptiva
5 (100%) 1 vote