Ejemplos de cartas de empleo

Cómo redactar una carta de empleo:

La carta de empleo es la primera comunicación que estableces entre tu solicitud y el cargo que quieres desempeñar, y otorga la oportunidad de dejar ver parte de tu personalidad expresada en unas líneas, que de otro modo, un curriculum nunca puede sustituir. La carta de empleo, por tanto, debe manifestar tu grado de motivación y las características por las que tu candidatura destaca de entre las demás.

Vamos con algunos consejos que te vendrán bien a la hora de redactar dicha carta a tu empleador:

1 – Debes despertar el interés del empleador.

Tu carta necesita ser un modelo diferente a lo que los demás escriben. Te tienes que desmarcar pero en sentido positivo, que el empleador se sorprenda, que la persona de recursos humanos que lleva tu candidatura se muestre interesado en tu curriculum.
Si estás contestando un anuncio de un periódico o de una página Web, indica claramente porque has elegido escribirles a ellos y que es lo que te ha llamado la atención de su empresa. Explica porque crees que desempeñarías un buen papel dentro dicha empresa.
Que parezca que les conoces, de esta forma creas un vínculo de cercanía que puede hacer que el empleo se decante en tu favor. Si no sabes nada de ellos, infórmate, mira su página oficial, pregunta a empleados que trabajen allí, etc.

2 – Tu meta profesional

En la carta de empleo debes hacer llegar cuáles son tus pretensiones y metas de futuro, el tipo de trabajo que estás dispuesto a hacer, tu visión de futuro, cómo te ves en unos años dentro de la empresa, tus habilidades y las tareas en las que mejor te defiendes y que podrás poner a 100% en el empleo.

3 – Piensa que puede pensar el empleador

Sabiendo que tipo de puesto se oferta, puedes llegar a ponerte en la piel del empleador, que a su vez responde ordenes, e imaginar el perfil de la persona que se busca para dicho cargo.
Con este sencillo ejercicio, es posible que aparezcan nuevas cualidades que exponer que anteriormente se te habían escapado o que no las habías dado por importantes. Mira que competencias serán necesarias para el puesto, añade algún desempeño de tu pasado que pienses que puede ser compatible y sobre todo, adapta tu curriculum y tu carta de presentación al empleo que se solicita, sin miedo en concretar, y exponiendo tus cualidades dentro del entorno que encajen perfectamente con el perfil solicitado. No hace falta mentir, pero no viene mal adaptar dichas herramientas lo mejor posible.

4 – Claridad, respeto y formalidad

No hace falta decir que cuides las formas y no cometas ninguna falta de ortografía. Corrige varias veces el texto y házselo leer a otras personas por si alguna expresión fuera dudosa o de difícil comprensión.
Cuida que las expresiones no parezcan demasiado chulescas o egocéntricas. Muchos candidatos han sido rechazados por parecer demasiado altivos a pesar de que tu currículo encajara perfectamente con el cargo.
Que la carta de presentación al empleo esté bien imprimida, correcto tamaño de letra, que quepa en una sola cara, limpia por detrás, con los puntos y las comas bien puestos que faciliten la lectura, y por supuesto, no hace falta decirlo, a máquina u ordenador. Nunca escribas tu carta de presentación de empleo a mano a no ser que sea estrictamente necesario.

5 – Objetivo la entrevista

Que no se olvide el objetivo de tu carta de empleo. Tras su lectura, lo que quieres es que el empleador te llame y concertéis una entrevista personal cara a cara, por ello, debes dejar claro que tienes total disponibilidad para acudir, facilitar la comunicación, ya sea por medio de email, teléfono e incluso dirección postal.

6 – Cuidado con la despedida

La despedida debe ser formal a tono con el resto de la carta. No intentes parecer gracioso ni original, lo original debe haber estado anteriormente en la carta, no ahora, por ello, limítate a simplemente despedirte quedando a la espera de noticias y agradeciendo la atención prestada.

7 – Firma
Que no se olvide firmar la carta, una rúbrica con bolígrafo azul, bajo un nombre escrito en negrita a ordenador.

Ejemplo de carta de empleo:

Carta dedicada exclusivamente a personas desconocidas, ya que si se redactara la carta a una persona amiga, la carta sería totalmente distinta y se ajustaría al tipo de cartas de solicitud de favores.

Carta ofreciéndose para un empleo


Madrid, 31 de mayo de 2015

Sr. D. Alfonso Conde

Avenida Los cardenales 122

Exterior B

Muy señor Mío: En el periódico “El País” de hoy leo su anuncio por el que se solicita un empleado que esté libre del servicio militar y que sea competente en el ramo de “Automoción”.

Por creer reunir las condiciones que le interesan, me ofrezco a Vd. para desempeñar el citado empleo.

Hablo y escribo correctamente inglés y alemán, manejo perfectamente las herramientas de ofimática, y en cuanto a competencia, mejor que yo podrán informarme en la agencia de automoción “AutoMotricles” de Barcelona, donde trabajé durante 13 años hasta ahora, y que tuve que dejarla por motivos familiares que exigen mi presencia en Madrid.

Creo sinceramente que mis servicios pueden ser útiles a su empresa.

En espera de su contestación, me es grato ofrecerme a Vd. como atto. s. s.,

Alfonsino López de la cuadra

S/C : Torrelodones, 102, Bloque B

(Firma)

Modelo de carta de empleo