Carta de referencia laboral

La carta de referencia laboral un tipo de documento utilizado a la hora de seleccionar un candidato para un nuevo puesto de trabajo. La importancia de este tipo de carta no reside tanto en las propias referencias, que se presuponen positivas, sino en la calidad de la persona que redacta el documento.

De nada sirve una carta de referencia laboral redactada por un familiar o por un amigo, ajenos al sector empresarial que corresponda.

Referencias laborales

Vamos a ver a continuación cómo se redacta correctamente, cuál es su estructura y las partes en que se divide. Finalmente, en la parte inferior de esta página, veremos algunos formatos a modo de ejemplos prácticos.

La persona que redacte las referencias debe tener algún tipo de vinculación con el contratador.

En ocasiones, puede tratarse de un jefe anterior, de otro director de recursos humanos, de otro empresario del sector, o también, con una menor importancia, de un trabajador actual de la empresa que nos conoce y nos recomienda para el puesto vacante.

Estructura y partes de la carta de referencia laboral:

Al tratarse de un tipo de carta de estructura y orden formal, deberemos ceñirnos a un lenguaje respetuoso, cordial y a los siguientes elementos:

1 – Identificación: La carta comienza con el membrete donde aparecen los datos identificativos de la persona o entidad que expide las referencias. Si fuera el caso, puede utilizarse una carta membretada.

2 – Población y fecha: Bajo el membrete, es habitual colocar la población desde la que se escribe y la fecha. Cabe destacar, que si la población ya aparece en el el membrete, es posible omitirlo en este punto.

3 – Encabezado: Se trata de un saludo inicial utilizando cualquiera de las fórmulas de cortesía habituales. Por ejemplo “estimado señor…” seguido del apellido de la persona destinataria. En caso de desconocer a quien va dirigida la carta, se puede utilizar la socorrida frase “ A quien corresponda”.

4 – Referencias:  La parte gruesa y extensa de la carta corresponde con las referencias personales. Se explicarán las características positivas del trabajador, siempre desde el punto de vista del sector empresarial del nuevo cargo laboral. Cuanto más se ajusten las características de la persona al perfil del nuevo candidato, mayores posibilidades de que sea contratado.

Evitar el exceso de aspectos positivos o la exactitud con las necesidades laborales buscadas.  Podría levantar sospechas sobre la veracidad de las referencias. Pero si son ciertas y factibles de demostrar, deben aparecer.

5 – Cierre: Para finalizar la carta, se utiliza una despedida formal del tipo “Se despide atentamente,”. También es positivo dejar un teléfono o un correo de contacto personal, por si fuera necesario para corroborar la información.

La carta termina con el nombre de la persona y su firma.

Veamos algún ejemplo práctico:

MEMBRETE

En Bogotá, a 14 de junio de 2018

A quien corresponda:

Mediante la presente carta, quisiera ponerme en contacto con usted en relación al señor Roberto Carlos Ribas Redondo.

Soy el socio fundador de la empresa (empresa) en la que el señor Ribas trabajó los últimos 5 años, participando de diferentes proyectos empresariales vinculados con el sector de la mecánica.

Debo ser sincero, y decirle que su marcha de la empresa no ha podido ser reemplazada por ningún otro candidato. Entendemos que una persona con la experiencia, la constancia, y las habilidades del Señor Ribas son difíciles de encontrar.  Por ello, antes de que se decanten por otro candidato, tengan en cuenta mi consideración y estudien su propuesta. Consideren los aspectos de mi humilde recomendación.

Pueden ponerse en contacto directo a través de mi teléfono personal:4997387 donde gustosamente les responderé a sus preguntas o dudas que puedan surgir.

Les saluda atentamente:

Miguel Robles Rojo

(firma)

 

Carta de referencia laboral
4 (80%) 1 vote

Dejar un comentario