Carta del Ratoncito Pérez

Siempre que un niño pierde uno de sus dientes de leche, se convierte en un momento para recordar, que los padres intentamos que se convierta en un momento mágico y emocionante. Algunos niños pueden sentirse raros o extraños al notar la pérdida, y necesitan algún tipo de motivación extra, que les ayude a superar la experiencia. No queremos que se traumaticen ni que lo pasen mal. Queremos que se convierta en un día de celebración, y que mejor manera, que haciéndolo con una carta personal escrita por el propio Ratoncito Pérez, y que venga acompañada, como no, de alguna moneda o regalo especial.

Vamos a ver a continuación, muchas ideas que pueden servirte de inspiración:

Carta del ratoncito escrita en Word

En esta página vamos a ver que escribir una carta graciosa, divertida y mágica no tiene por qué ser una cosa difícil. Lo podemos hacer nosotros mismos a mano, o realizarlo en Word con un tipo de letra que simule una caligrafía real, como si fuese una carta escrita a mano.

Si dispones de tiempo, y te sobra talento creativo, puedes conseguir una bonita carta, o certificado del Ratoncito Pérez. Tampoco tienes que preocuparte demasiado por el resultado final, ni de ser lo suficientemente original. A tu hijo le gustará casi cualquier tipo de carta que se encuentre, sin importar demasiado la caligrafía o el tipo de letra que utilices.

La carta para el ratoncito Pérez

Algunos consejos que pueden ayudarte con nuevas ideas:

  • A los niños les gusta leer la carta y reírse con cosas graciosas que pueda encontrar. Podemos alargar las erres, para que cuando la lea, tenga que hacer el ruido. Le explicaremos, que es algo habitual en los ratones.
  • Podemos utilizar diferentes colores, y subrayar algunas palabras. A los niños les encanta la diversidad de colores, y cuantos más mejor.
  • Usar papel especial, con algún tipo de brillantina, o con trozos de confeti pegados para darle un toque especial.

Tal y como puedes ver, no es difícil escribir una buena carta del Ratoncito Pérez, utilizando apenas unos pocos elementos que podemos encontrar en casa, o en cualquier papelería. Si aún nos queda tiempo, siempre podemos ir añadiendo complementos, lazos, pegatinas y otras tantas cosas que se nos ocurra. Pero lo importante es comenzar .

Aquí podéis descargar una plantilla gratis para imprimir. Es un ejemplo de carta, con un estilo de letra que parece estar escrita a mano. Podéis descargarla en word o Pdf y modificar el nombre y algunas palabras dependiendo si se trata de un niño o una niña.

Carta al ratón Certificado dientes

Carta 

Certificado 

Certificado

Reproches para el diente sucio

Es un buen momento para volver a insistir sobre los temas de limpieza bucal. La mayoría de niños odia lavarse los dientes, les resulta aburrido y una pérdida de tiempo, por lo que muchos, si pueden, intentarán engañarnos, diciendo que ya se los han lavado, o seguramente se hagan los dormidos para evitar tener que hacerlo.

Cada noche es la misma lucha, siempre teniendo que buscar las mejores palabras para tratar de convencerles de que se laven los dientes. Por ello, debemos aprovechar la carta del Ratoncito Pérez, para remarcarle aún más los hábitos del buen cepillado.

El ratón puede explicar en la carta que no le ha gustado encontrar un diente tan sucio, y que le gustaría que los siguientes estuviesen más limpios. Que la recompensa a cambio del diente ha sido más pequeña porque el diente estaba sucio, pero si hubiera estado limpio, el regalo hubiera sido mayor.

Ya de paso, también podemos aprovechar la ocasión para recriminar el orden o la limpieza de la habitación. Si los juguetes estaban tirados fuera de su caja, el ratón puede quejarse y expresar su descontento. No subestimes el poder de estas frases sobre su subconsciente. Los niños, suelen hacer más caso a un dibujito animado que a sus propios padres. Por eso hay que vigilar el contenido de sus programas televisivos.

El primer diente de leche caído

La pérdida del primer diente de leche puede llegar  a un niño entre los 5 y los 7 años. Tienen la suficiente edad como para comprender lo que está ocurriendo, y asustarse. Por ello, será nuestra obligación tratar de prepararles para que el suceso ocurra con la mayor naturalidad, cuidando la higiene, y advirtiendo que no traten de arrancarlo ni moverlo, porque podría dolerles y provocar algún tipo de herida.

Si tu hijo ha tenido la tentación de sacarlo antes de tiempo, puedes utilizar la carta del Ratón Pérez para que con sus consejos, se le advierta de que debe dejar de hacerlo, que si el diente se cae por sí solo tiene más valor. Podría incluso amenazar con no dejar futuras recompensas y descubre que el diente fue arrancado.

Otro consejo importante que deben conocer es el hecho de no tocarse la herida con los dedos, ya que podría infectarse y perjudicar la salida del nuevo diente que podría venir torcido.

¿Tiene recompensa un diente perdido?

Según van pasando los días, el diente comienza a moverse cada vez con mayor movimiento. Seguramente hayamos advertido a nuestro hijo para que no trate de arrancarlo. La expectativa irá creciendo con el paso del tiempo, y el niño estará deseando que se le caiga cuanto antes para poder celebrar el momento y disfrutar de la magia de este día.

Pero lo que puede convertirse en un momento de felicidad, podría transformarse en una mala experiencia si llegado el momento, el diente cae de la boca y se pierde, o es tragado sin querer entre los restos de comida.

El niño, podría tocarse la zona y notar que el diente no está. Ante esta situación, debemos preparar un plan B, de modo que el niño no se lleve ningún disgusto. Podemos utilizar una piedrita blanca de la calle para hacerle creer que lo acabamos de encontrar, o hacerle creer que el ratoncito Pérez ya vino a por él.

Para más información, visiten el siguiente enlace:

El ratoncito Pérez en la Wikipedia

Otros enlaces similares:

Carta a los reyes magos

 

Carta del Ratoncito Pérez
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario