Las cartas de porte son aquellas cartas que los transportistas deben llevar siempre consigo, ya que por ley están obligados a emitir y a entregar a quien lo solicite, en las que debe constar claramente el tipo de mercancía que se transporta.

Este tipo de documento indica exactamente lo que el conductor está transportando. Independientemente de si el vehículo está diseñado o adaptado a dicha carga, el transportista siempre deberá llevar el papel en la cabina ya que es el documento que va a justificar el desplazamiento.

Resulta importante, por tanto, que se deba redactar en papel, o eso al menos era lo que se hacía hasta ahora. Con la entrada de las nuevas tecnologías, la carta puede redactarse de forma electrónica en lo que se denomina el formato (TEI/EDI).

Debe de contener la siguiente información:

– Empresa que carga
– Empresa que solicita la carga
– Transportista encargado
– Matricula del vehículo de transporte
– Lugar exacto de origen y destino de la carga
– Fecha de transporte
– Descripción de la carga en peso tipo y dimensiones y precio

Es importante resaltar que la carta de porte debe ajustarse a las normativas ADR, no sirve cualquier modelo  improvisado, por ello, aconsejamos que se utilicen las plantillas adecuadas para cada caso en particular.

No vamos a exponer aquí en esta página ningún modelo específico para que no exista el riesgo de que alguien pueda equivocarse. Cada tipo de transporte requiere su plantilla adecuada.