Las cartas de porte son aquellas cartas que los transportistas deben llevar siempre consigo, ya que por ley están obligados a emitir y a entregar a quien lo solicite, en las que debe constar claramente el tipo de mercancía que se transporta.

Este tipo de documento indica exactamente lo que el conductor está transportando. Independientemente de si el vehículo está diseñado o adaptado a dicha carga, el transportista siempre deberá llevar el papel en la cabina ya que es el documento que va a justificar el desplazamiento.

Resulta importante, por tanto, que se deba redactar en papel, o eso al menos era lo que se hacía hasta ahora. Con la entrada de las nuevas tecnologías, la carta puede redactarse de forma electrónica en lo que se denomina el formato (TEI/EDI).

Cartas de porte

Generalmente, la carta de porte se relaciona con el transporte de mercancías peligrosas y que por tanto, necesiten un documento en el que se explique el tipo de material y el modo de proceder en caso de accidente. Su clasificación, las cantidades y tipos de mercancías, así como otros datos relevantes sobre la procedencia, tanto el expedidor como el destinatario.

No confundir con el conocimiento de embarque que tiene un valor similar para las mercancías movilizadas a través de mar o aire. La carta de porte en cambio es más específica para materiales de transporte terrestre.

Funciones y datos

La carta de porte puede utilizarse para las siguientes funciones:

  • Puede servir como recibo de entrega.
  • Como contrato de transporte entre ambas partes.
  • Como factura para la propia empresa de transporte.
  • Como moneda de cambio cuando la mercancía puede ser vendida.
  • Como prueba de titularidad de la carga.

Debe de contener la siguiente información:

  • Empresa que carga.
  • Empresa que solicita la carga.
  • Transportista encargado.
  • Embalaje utilizado para el envío.
  • Matricula del vehículo de transporte.
  • Lugar exacto de origen y destino de la carga. (Direcciones exactas)
  • Fecha de transporte.
  • Número de orden.
  • Estimación del valor total de la carga.
  • Indicación de fletes u otros gastos de transporte, con recibo de haber sido pagados.
  • Descripción de la carga en peso tipo y dimensiones y precio. 
  • Fechas de emisión y recepción (Cuando llega a destino)

Información importante:

Aunque la carta de porte pueda servir como contrato entre la empresa transportista y el dueño de la carga, no tiene porqué ser el único documento de validez. Es por ello que en caso de pérdida o extravío, no se rompe el acuerdo, que permanece vigente, tal y como debe aparecer en la firma del contrato principal.

Del mismo modo, aunque existan errores o irregularidades en la propia carta no invalida el resto del contrato entre ambas partes. Lo que si que es posible, es exigir que la carta sea correcta, que se repita, y que sea específica para el vehículo correspondiente.

Es importante resaltar que la carta de porte debe ajustarse a las normativas ADR, no sirve cualquier modelo  improvisado, por ello, aconsejamos que se utilicen las plantillas adecuadas para cada caso en particular.

Ejemplo de carta de porte

Para más información, recomendamos visitar los siguientes enlaces:

La carta de Gantt

Carta de envío

Carta de pedido