Carta de despido laboral

La carta de despido es un documento difícil de redactar, y no por su contenido en sí, sino por lo duro del hecho que supone hacerse.

El hecho de despedir a un trabajador no es para nada un asunto fácil, no sólo por lo traumático de la situación, sino por que pudieran ocasionarse posteriores acciones legales que en algunos casos, conllevan a una huelga o a la paralización de todo el personal de la empresa en honor y en amistad de la persona despedida.

Cartas de despido

En el mejor de los casos, el despido ya ha sido advertido previamente con el empleado, ya se han tratado los temas importantes y ya se ve que el resto de la plantilla lo ha aceptado. Entonces, por tanto la carta de despido no es más que puro formalismo.

Antes de comentar el despido laboral, propiamente en el que la empresa o empleador despide a su trabajador, comentaremos otro tipo no tan habitual, pero que merece la pena detenerse.

Carta de despido voluntario

Se trata de un caso de baja voluntaria por parte del trabajador. En este caso, es necesario escribir la carta anunciando el deseo de marcharse por voluntad propia, sin la necesidad de entrar en detalles ni tener porqué dar ningún tipo de explicación.

Es obligación del trabajador hacer llegar su comunicado con 15 días de antelación, lo que se conoce como preaviso y que así marca la ley en el Estatuto de Trabajadores, en el artículo 49.

Así mismo, debe presentar dos copias a la empresa, que deberán ser firmadas por ambas partes, una para la empresa y la otra para el trabajador.

Aunque el preaviso de despido voluntario puede realizarse de manera oral, siempre es aconsejable, para que quede constancia, hacerlo por escrito.

Para más información, puede visitar los siguientes enlaces donde se explica con mayor detalle y donde aparecen algunos ejemplos al respecto:

Carta de despido voluntario

Carta de Baja

 

Carta de despido justificado – Con justa causa

Se produce cuando el trabajador comete algún tipo de falta grave, que en caso de poder ser demostrado por parte de la empresa, se tiene el amplio derecho a dar por finalizada la relación laboral sin que exista por medio indemnización alguna.

Cuando existe justa causa, la empresa o patrón puede desentenderse de ciertos gastos y responsabilidades abonando únicamente el finiquito al trabajador, que irremediablemente, no puede exigir ninguna indemnización.

Entre los motivos que podemos encontrar como causa justificada existen los siguientes:

  1. El trabajador mostrara documentación falsa para acceder al puesto laboral, ya sean recomendaciones o acreditaciones que en realidad no existan o no puedan ser demostradas.
  2. Causas de delito contra la propia empresa, robos, destrozos o incluso maltrato de otros trabajadores.
  3. Causar alteración del orden mediante discusiones, quejas o gritos continuos.
  4. Causar negligencia voluntaria en el desempeño de su propio trabajo.
  5. Poner en peligro su vida y/o la de los demás compañeros.
  6. Hacer públicos secretos de la empresa a otras entidades, ya sea la competencia o quien pudiera aprovecharse de esa información confidencial.
  7. Falta de puntualidad recurrente.
  8. Desobediencias continuas y escasa colaboración ante el patrón o el superior más cercano.
  9. Acudir a su puesto bajo la influencia negativa de sustancias como el alcohol u otros fármacos no legales.

Carta de despido sin causa justa:

Cuando el motivo del despido no está debidamente demostrado, el trabajador tiene derecho a presentar un recurso o proceso laboral de tutela en el que se obligue, por medio del cumplimiento de la ley, a que el empresario le pague una indemnización ad perjuicios acorde al tiempo trabajado.

En muchos casos, la empresa suele llegar a un acuerdo con el trabajador para que no inicie el proceso laboral, intentando llegar a un acuerdo en el que exista una renuncia o finalización del contrato por mutuo acuerdo, en las que no existe la indemnización, pero la empresa abona una bonificación equivalente.

La mayoría de empresarios deciden siempre tomar la vía más tranquila y finalizar el contrato buscando un acuerdo mutuo entre ambas partes, sin llegar a incurrir en la figura del despido. También puede sugerir al empleado que ejerza una renuncia voluntaria a cambio de obsequiarle con generosas indemnizaciones a cambio.

Ocurra como ocurra, lo más importante es guardar un documento o copia firmado por las dos partes implicadas, que sirva como prueba o garantía en caso de un litigio o de un problema mayor.

Podemos encontrar más información al respecto en los siguientes enlaces:

Carta de cese

Carta de terminación de contrato laboral

Carta de despido disciplinario

Se conoce como despido disciplinario aquel cuyas causas se deben a comportamientos graves por parte del trabajador o por incumplimiento de sus obligaciones, así queda recogido en el artículo 54  y 55 del Estatuto de Trabajadores.

El procedimiento debe seguirse de acuerdo a ciertas obligaciones que vienen recogidas en el convenio colectivo de cada actividad, que en su defecto, siempre puede acogerse al Estatuto de los trabajadores. De no seguirse estos pasos adecuadamente, podría catalogarse el despido como nulo, y la empresa debería indemnizar al trabajador.

Si el trabajador no recibe la carta de despido disciplinario y certifica su baja en la seguridad social, puede y debe demandar a la empresa por despido injustificado

El contenido de esta carta, por tanto, resulta fundamental en casos de litigios y problemas entre ambas partes. La información no reflejada por la carta no podrá ser utilizada posteriormente en un juicio, por lo que debe ser redactada con sumo cuidado y atendiendo todos los aspectos posibles.

La legislación vigente exige a la empresa que en la carta de despido aparezcan las causas, claramente explicadas, de por qué se le despide y las condiciones en que se hace. Si se omite esta información, el trabajador puede impugnar la carta y declarar el despido como «nulo».

No es necesario aportar pruebas en la misma carta, es posible guardarlas para el momento del juicio si fuera necesario.

Datos que deben aparecer en la carta de despido disciplinario:

  1. Nombre de la empresa.
  2. Nombre del trabajador despedido.
  3. Fecha de la carta.
  4. Fecha en la que finaliza el contrato.
  5. Causas o motivos del despido.
  6. Firmas de ambas partes

Si el trabajador firma la carta no significa que acepte el despido y que no pueda recurrirlo. La firma del trabajador únicamente significa que la carta ha sido recibida, no que el trabajador esté conforme con lo que allí viene escrito.

Otra cosa es firmar un acuerdo transaccional en el que se negocian diferentes condiciones a cambio de la renuncia laboral, en cuyo caso, quedaría anulada la posibilidad de recurrir el despido y demandar a la empresa.


Ejemplos de carta de despido – Formato Word

Modelo de carta de despido justificado por faltas y por hurto.

 

En Bogotá, a 23 de agosto de 2020

Estimado Sr. Augusto Gómez:

Por la presente carta, el grupo de dirección de la empresa KÇNTEX S.A. le comunica, que ha tomado la decisión irrevocable de proceder a la finalización de su contrato profesional, en base a las facultades que a la misma se le atribuyen en el artículo 103 del Estatuto laboral, para proceder a un despido disciplinario.

Nos vemos obligados a tomar esta decisión en base a los siguientes motivos: Apropiarse indebidamente de material de oficina y llegar tarde de manera reiterada,  incluso con varias horas de retraso.

Debe usted saber que dicha falta está tipificada como causa justificada de despido, en el artículo 104 del convenio laboral atribuible a esta citada empresa y sancionable con un despido a través del artículo 44 del mismo contexto legal.

Por ello podrá usted, hacer contra a la referida sanción, y recurrir ante el Juzgado de lo Social en un plazo de 10 días laborables contando a partir de hoy, sin perjuicio del recibo de la liquidación que por saldo y finiquito le corresponde, y que podrá encontrar a su disposición en la oficina de entrada de esta empresa.

Sin otro motivo que añadir,
Le saluda atentamente,

Fdo: Conjunto de dirección de KÇNTEX

(firma)

 

Descargar ejemplo carta de despido por causa justa

Carta de despido disciplinario.

El empresario cree tener la razón, pero el trabajador, puede y debe a una acción de tutela o iniciar el proceso ordinario laboral.

En Medellin, a 23 de agosto de 2020

Sr. D. Juan Gómez Gómez

Muy Sr. Mío:

Lamento tener que comunicarle que a partir del próximo día 10 de diciembre queda usted DESPEDIDO. Por supuesto no recibirá la cesta de navidad ni las participaciones en lotería que acostumbro a regalar a mis empleados.

La causa principal del despido, conocida por todo el personal de la empresa, es su afición por ensuciar los baños. Lo que usted interpretaba como un acto de rebeldía ante la dirección es en realidad una ofensa y castigo hacia la señorita de la limpieza, compañera suya.

Dichas causas están tipificadas, creo yo, o deberían de estarlo, como justa causa de despido en el artículo 131 del convenio laboral aplicable a esta empresa y sancionable con el despido por el artículo 14 del mismo contexto legal.

Puede usted recurrir en el Juzgado de lo Social en el plazo de 10 días contados a partir de recibir la presente carta sin perjuicio del percibo de la liquidación que por saldo y finiquito le corresponde, pregunte en secretaría

Sin otro particular y sin rencores,

Atentamente,

Manuel López

Director gerente

(firma)

Descargar ejemplo carta de despido sin causa justa

1 comentario en «Carta de despido laboral»

  1. Buenos dias ya que dichas cartas ya estan redactas ahora lo que me gustaria saber es cuales serian las respuestas de estas dos cartas ya redactadas.

    Responder

Deja un comentario