Carta a Papá

Llega un momento en que decidimos escribir una carta a papá. No importa su nombre, no importa si se equivocó, si no fue un buen padre, si no estuvo a la altura. Para bien o para mal, es nuestro papá, nos ha dado la vida, y merece, al menos, que le escribamos una carta. Dejo en la responsabilidad de cada uno el propio contenido de esa carta, y que cada persona sea dueño y esclavo de sus palabras.

A todo hijo o hija nos habría gustado tener el padre perfecto. Que sea protector cuando más le necesitamos. Que nos ayude cuando las cosas se ponen feas, que nos enseñe trucos de bricolaje, que nos estimule a estudiar, a aprender cosas nuevas. Un padre con el que aprender a jugar, a montar en bicicleta, que nos enseñe a afeitarnos, que nos aconseje en temas de chicas…

Cartas para papá

Puede que tu papá no sea esa persona, o puede que sí. Tal vez el ideal de padre perfecto no exista y nunca existirá, excepto en el cine. Pero una cosa es cierta. Tu papá una vez fue niño, y tuvo su propio padre, y tuvo sus propios miedos y temores. Y quizás dentro de un tiempo también nosotros seamos padres o madres, y sea entonces cuando entendamos mejor cómo funciona el mundo. Espero que para entonces no sea muy tarde.

Tu papá no va a estar ahí para siempre. Un día se morirá. Por eso es importante que conozcan nuestros sentimientos.

A continuación vamos a ver algunos modelos de cartas escritas para un papá, en el que cada uno puede buscar aquellas frases que más le convengan, que más se acerquen a le expresión de sus propios sentimientos.

Desde aquí, animo a las personas a que no se demoren, y que no tarden más en escribir esa carta a su papá que tanto se merece. No hay prisa, tómate tu tiempo, y busca las palabras adecuadas. Una carta así seguramente sea leída varias veces, por lo que debes cuidar al máximo su preparación.

Carta a tu papá si te llevas bien con él:

Si eres de las personas afortunadas que se llevan bien con su papá, es hora de hacérselo saber. El propósito de tu carta debe ser darle a conocer cuanto lo aprecias.

Una bonita carta para el día del padre, o para un cumpleaños especial podría ser la siguiente:

Haz una lista con los recuerdos favoritos de tu papá. La primera vez que te llevó a ver un partido, el día que trajo un perrito en una caja, las vacaciones en la montaña, las horas pescando… Puedes escribirlo a mano en un papel de buena calidad, y luego pedir que te lo enmarquen.

También puedes hablar sobre la influencia que ha causado en ti. Que te sientes orgulloso u orgullosa de la persona en que te has convertido gracias a él.

Agradecer su presencia. Agradecer por el duro trabajo de tener que criar a sus hijos, de las horas y horas de trabajo para poder llevar el sueldo a casa, de la educación recibida, y de que el mundo es un lugar mejor gracias a personas como tu papá.

Carta a papá si no tienes buena relación:

Muchos hijos no tienen la relación que esperaban con sus padres. Quizás ya sea tarde y tu papá haya fallecido. Quizás haya pasado demasiado tiempo y la relación se ha perdido para siempre. Seguramente, en este distanciamiento habéis sufrido los dos, y habéis hecho sufrir a las personas que se encuentran a vuestro lado.

El propósito de esta carta debe ser romper con el pasado y comenzar a comprender algunos sentimientos que aún quedan vivos y que en el fondo, sabes que son ciertos.

Seguramente en algún momento de tu niñez tu papá te quiso mucho. Se esforzó por cuidarte. Trata de buscar los aspectos positivos de tu papá. Aunque sea difícil, y aunque siempre sea lo negativo lo primero que sale a flote. No en vano, le debes la vida.

Dependerá de cada persona si al terminar este tipo de carta decide enviarla o no. Pero lo importante es el ejercicio de comunicación que se entabla. Mientras escribes, es como si estuvieras comunicándote con tu papá. Aunque no llegue nunca a leerla, al menos pueda servir para desahogarte o para romper con los pensamientos dolorosos. Saca de tu interior lo que tienes y no dejes que te haga más daño. Comienza a escribir ya mismo.

EJEMPLOS

Mi querido papá:

Quisiera comenzar esta carta agradeciéndote de corazón todas las cosas que haces por mí y por mis hermanos. Estoy muy contento de tenerte como padre, por el trabajo que supone criarnos sin mamá, por el sueldo que traes a casa, la comida que nos cocinas cada día, por los churros con chocolate que nos haces para desayunar, por los paseos campestres del domingo, por la buena educación que nos has transmitido, y por enseñarnos, que lo importante en la vida, no son las cosas, sino las personas. Es por ello, que hoy quiero darte las gracias por ser como eres, y por formar parte de lo más importante de mi vida.

Tu hijo Miguel

 

Querido Papá

Me enorgullece lo cariñoso y afectuoso que eres conmigo. Eres tan buen papá que he aprendido a valorar las cosas más simples de esta vida. Un ratito a tu lado no tiene precio.

Al mirarte a ti, me doy cuenta de que soy tu hija. Mucha gente me dice que tengo un gran sentido de la responsabilidad, que trabajo con eficacia, pero no son cosas que yo haya aprendido de la nada, sino que son cosas que tú me has transmitido y de las que estoy muy orgullosa. Hoy soy la mujer que soy gracias a ti.

Tengo el mejor papá del mundo, y doy gracias a Dios por entregármelo.

Tu niña María.

Otros modelos de cartas:

Carta familiar

Carta a un hijo

Carta a una hija

Carta a Papá
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario