La carta de baja voluntaria es aquel documento en el que se indica nuestra intención de dar por terminada la relación laboral. También es conocida como carta de renuncia, o como carta de dimisión.

Tal y como hemos visto en otros tipos de cartas de renuncia, cada país tiene sus propias leyes y diferentes modos de proceder para formalizar la baja voluntaria. A continuación, explicaremos las condiciones y los efectos legales respecto de España.

Entendemos que la propia acepción de baja voluntaria es un término utilizando ampliamente en España por lo que nos referiremos a este país en concreto, para otros países, recomendamos visitar el siguiente enlace:

Carta de renuncia

Preaviso de 15 días:

Carta de baja voluntaria

Una de las cuestiones más importantes a la hora de afrontar la baja voluntaria es si es necesario o no realizar un preaviso a nuestra empresa comunicando nuestro deseo de dejar el puesto laboral.

Según el estatuto de trabajadores, se establece que el trabajador debe avisar, con al menos 15 días de antelación sobre la fecha final.

Muchas personas encuentran una nueva oportunidad laboral, a la que deben incorporarse rápidamente para no perderla, pero sin embargo, no se dan cuenta, de que la ley establece estos 15 días de protección al empresario, para avisar de nuestra intención de causar baja. Generalmente, se recomienda hablarlo directamente con los superiores o encargados de personal, y raramente tendrá repercusión. Pero existe el riesgo de que nuestra baja cause daños económicos a la empresa. El empresario necesitará buscar nuevos candidatos, y durante dicho proceso, es posible que nuestra tarea quede sin realizar, con el consiguiente perjuicio.

La baja puede cursarse. Nadie te obliga a ir a trabajar a un sitio a donde no quieres ir, pero puede surgir la necesidad de tener que indemnizar al empresario por los daños causados.

Conviene leer el contrato, así como el convenio colectivo, para conocer los riesgos que supone el abandono laboral sin el preaviso especificado por ley.

La carta de baja voluntaria se utiliza para dar a conocer a nuestro jefe o empresario, o a quién nos contrata, que queremos renunciar al empleo y darnos de baja. La carta de baja supone la prueba, no verbal, sino escrita, en la que quedarán plasmados nuestros deseos de darnos de baja voluntaria, renunciando por tanto a cualquier indemnización por parte de la empresa, así mismo, perdiendo todo derecho a cobrar el paro.

Para más información, recomendamos visitar los siguientes enlaces:

Carta de baja

Terminación de contrato

Cese laboral

 

Modelo de baja voluntaria:

12 de mayo de 2018

Banco Nacional

C/ Víctor Hugo nº 4 dcha.

Madrid

Estimado Señor:

Yo, Andrés Gutiérrez le quisiera comunicar mis intenciones de causar baja voluntaria del Banco Nacional de Lourdes, a partir del día 23 de MAYO de este mismo año.

Atendiendo a la normativa y tal como justifica la ley, hago esta comunicación con 15 días de antelación.

Le pido encarecidamente que me prepare mi finiquito para la fecha señalada anteriormente, así como la documentación necesaria para cerrar dicho trámite.

Para hacer que así conste le hago llegar esta misiva firmada, agradeciéndole de antemano que me envíe un acuse de recibo confirmándome la realización de mi petición.

Puede usted contactar conmigo y quedo a su disposición para cualquier duda o aclaración que así tenga considerada de necesidad.

Un saludo cordial,

Andrés Gutiérrez

(Firma)

Carta de baja voluntaria – Un modelo
2.5 (50%) 4 votes